Violencia en Bolivia

http://hoy.com.do/image/article/301/460x390/0/6E9D643E-B5A8-4BDA-A073-1734FAB7A492.jpeg

Editada por R. Lapper
Desde que Evo Morales asumió como presidente de Bolivia el año pasado, el atribulado país andino ha vivido un periodo de armonía relativa, comparado con la era turbulenta de sus antecesores inmediatos. Pero esa paz se ha visto rota periódicamente por la violencia, como la que tuvo lugar en Huanuni en octubre pasado, y en Cochabamba en enero.

La semana pasada hubo más sangre en Bolivia, cuando grupos rivales de residentes en la sureña Tarija, en la frontera andina, asaltaron estaciones de bombeo y chocaron con la Policía, y que en su  momento retuvieron a decenas de ellos como rehenes. Los grupos se disputan quién debe recibir una porción mayor de los ingresos por impuestos del yacimiento Margarita, controlado por Repsol, de España. Hay unos US$45 millones en juego.

Las protestas indican que las instalaciones de gas están menos seguras de lo que debieran, y que amenazan con oscurecer el primer aniversario de la nacionalización del gas por el presidente Morales la semana próxima, el 1 de mayo.

Lo más importante es que existe el peligro de que un gobierno que con frecuencia ha tratado de controlar el poder de la calle, pudiera verse debilitado por su fracaso en evitar la violencia de las multitudes. Morales no está en peligro, pero acontecimientos de este tipo gradualmente socavarán su credibilidad. –Hal Weitzman

RIESGO EN VENEZUELA

Los violentos giros de las acciones de Crystallex el último mes, por no mencionar el año pasado, han dejado a muchos inversionistas airados y con lo dedos quemados. Es un valor volátil y especulativo, con toda seguridad, y el riesgo dista mucho de haberse extinguido.

La dirección que tome el precio depende primero de si a esta poco conocida compañía minera canadiense se le ha concedido el permiso medioambiental para desarrollar lo que constituye uno de los depósitos de oro más importantes de América del Sur, y posiblemente del mundo; y segundo, de si el Estado venezolano recibe una participación en el negocio compartido, y de qué volumen. La idea de una participación mayoritaria se ha puesto a flotar, lo cual podría alterar significativamente el valor de las acciones.

Los funcionarios de Crystallex han dicho que, después de esperar tres años, el permiso está en las etapas finales de aprobación, pero declaraciones recientes de funcionarios del gobierno han creado confusión, y arrojado dudas sobre cuán cerca está el otorgamiento del permiso, y qué más será necesario para obtenerlo. De manera similar, sigue estando poco claro cuáles son las intenciones del gobierno en relación con su participación en el negocio.

Así está Venezuela: Difícilmente un paraíso para los inversionistas. Mientras que las perspectivas pueden resultar confusas, hay algo muy claro: Las acciones de Crystallex no se quedarán estáticas. O bien habrá ganancias muy apetecibles –algunos analistas piensan que el precio podría duplicarse fácilmente después que se conceda el permiso, y esto pudiera ser solo el comienzo de la fiesta –, o algunos pérdidas muy decepcionantes. –Benedict Mander

¿LULA AL CONTROL DE LOS PERMISOS AMBIENTALES?

El presidente Luis Inacio Lula da Silva no ha hecho nada por ocultar su creciente decepción por las demoras ocasionadas a la muy necesaria inversión en infraestructura, por el complicado proceso de licencias relativas al medio ambiente. Ahora, hay una controvertida propuesta en manos del Congreso que retirará la última palabra sobre Ibama, la agencia ambientalista del gobierno y la pondrá en manos del mismo presidente. 

El proyecto de ley se presentó –lo que él dice que fue una capacidad más personal que profesional–, por Jerson Kelman, director general de ANEEL, el regulador de la industria de electricidad. Ya enfrenta una dura resistencia, pero si es aprobado, casi seguramente se utilizará para empezar dos grandes presas para hidroeléctricas en el río Madeira, en la región del Amazonas.

Ibama ha estado evaluando los proyectos por casi dos años y da señales de que se llegará a una conclusión. Los ambientalistas están particularmente preocupados por las especies que existen solo en el ecosistema que las presas van a afectar en mayor medida. Pero se dice que Lula da Silva expresó en una reunión la semana pasada que el progreso económico del país ya no se va a detener más por peces en peligro. –Jonathan Wheatley

PERÜ. ¿FUEGO AMISTOSO?

Alan García, el presidente de Perú que viajó ayer a Estados Unidos, está tratando de asegurarse de que nada obstruya la forma de asegurarse la aprobación del Capitolio del acuerdo bilateral de comercio entre Lima y Washington. Quizás eso explique la particularmente línea dura que el presidente peruano ha adoptado recientemente con los productores de coca, la materia prima utilizada para la cocaína.

La realidad es que los planes de erradicación, patrocinados por EEUU, no están funcionando. Juan Salazar, el ministro de Agricultura de Perú, dijo algo similar el mes pasado y hasta cerró un trato con los campesinos para que suspendan los esfuerzos de erradicación.  Sin embargo, preocupado por el impacto potencial en Washington de la posición de su ministro, el presidente recientemente ordenó que se reinicie la campaña, y hasta amenazó con emplear aviones militares para bombardear los laboratorios y pistas de aterrizaje relacionados con la cocaína.

La nueva línea dura es un disparate. La mayor parte de los laboratorios no son ni siquiera visibles desde el aire. Al igual que campañas similares a favor de la pena de muerte o de combatir a las ONG, esto no sustituye el debate real, ni la política práctica. –Hal Weitzman