Violencia en Haití; enfrentamientos entre Policía y manifestantes anti-gubernamentales

PUERTO PRÍNCIPE, Haití (AP). Miles de detractores del presidente haitiano Michel Martelly realizaron hoy marchas de protesta en las que se desató la violencia ya que la gente lanzó piedras y se dispararon tiros al aire.

Al parecer al menos una persona resultó herida de bala. Un reportero de The Associated Press escuchó varios disparos y luego un grupo llevó a un hombre hacia una motocicleta y lo montó en una ambulancia.

El conductor dijo que el hombre tenía una herida en la espalda, pero no se especificó su estado. Fueron las marchas más concurridas desde que Martelly llegó al cargo en 2011 y la concurrencia aumentó a medida que la manifestación pasaba por los diferentes barrios de Puerto Príncipe.

Las quejas incluyeron desde el alto costo de la vida hasta la corrupción. Los manifestantes colocaron barricadas con neumáticos viejos y les prendieron fuego en las calles más concurridas al tiempo que pedían la renuncia de Martelly.

También rompieron los cristales de autos y desgarraron carteles con el rostro del mandatario, que luego quemaron. Grupos que respaldan al presidente también hicieron marchas y ambos se lanzaron piedras, lo que provocó que la policía antidisturbios lanzara gases lacrimógenos.

“Seguimos adelante para sacarlo del poder y no cesaremos hasta que se vaya”, dijo el manifestante Jean Daniel. Martelly, su primer ministro Laurent Lamothe, y la primera dama asistieron a un servicio religioso en la ciudad norteña de Cap-Haitien, lugar de una protesta más reducida el lunes, un feriado nacional que conmemora la batalla de Vertieres, que permitió a Haití independizarse de Francia en 1804.

En un discurso que pronunció en el sitio de la batalla histórica, Martelly llamó a la unidad. “Si no hubiéramos juntado nuestras cabezas no habría existido la batalla de Vertiere.

Si no nos hubiéramos unido no tendríamos un Estado haitiano”. La misión de paz de las Naciones Unidas en Haití pidió el sábado al presidente y los partidos de la oposición que resuelvan sus diferencias de forma pacífica.

El organismo mundial despachó además soldados armados para la manifestación, que se unieron a la policía antidisturbios con escudos y cascos.

Las crecientes tensiones entre Martelly y sus oponentes se deben en parte a la incapacidad del gobierno para efectuar elecciones legislativas y municipales, que debían haber sido realizadas hace dos años.

La ONU, Estados Unidos y otros han presionado a las autoridades para que organicen la votación antes de fin de año, pero seguramente no ocurrirá hasta el próximo año. “La comunidad internacional debería tomar esto en cuenta”, dijo el senador Moise Jean-Charles, quien ha criticado al gobierno.

“La gente se levanta porque quiere un cambio. Martelly y Lamothe no hacen nada por el país, sólo se roban el dinero”.