Violencia familiar preocupa concilio

El Concilio Evangélico de las Asambleas de Dios  atribuyó, ayer,  la ola de violencia  desatada en estos días en el país, al  gran vacío existencial que viven muchas personas.

La organización sostiene que la gente ha colocado por encima de los valores espirituales, familiares y éticos el afán por lo material, el éxito personal a cualquier costo y la vida de placer.

Los reverendos, superintendente del Concilio, Alejandro Pérez Jerónimo, y el secretario ejecutivo, Carlos Mateo, calificaron de muy preocupante los hechos de sangre  ocurridos en el seno de la familia dominicana.

“Se trata de una tendencia que hay que revertir, puesto que la violencia lo único que hace es engendrar violencia, que no podemos permitir,” dijeron los reverendos Pérez Jerónimo y Mateo.