Violencia no se detiene en Irak, mueren otros 27

http://hoy.com.do/image/article/191/460x390/0/3AF7CE75-2152-4870-AC75-63A1E4E2927F.jpeg

BAGDAD (AP).- Las fuerzas iraquíes lanzaron el domingo un amplio operativo de seguridad para proteger Bagdad, pero los insurgentes contrarrestaron con ataques suicidas y emboscadas que mataron a por lo menos 27 personas, entre ellas un soldado británico.

   Los primeros de los más de 40.000 soldados y policías fueron emplazados en las calles de Bagdad temprano en la mañana y establecieron decenas de puestos de control en las áreas que rodean a la ciudad hacia el norte y el sur.

   Las fuerzas de seguridad iraquí requisaron cientos de vehículos y allanaron numerosas viviendas en Dora, arrestando a varios sospechosos, indicó el capitán del ejército Ihssan Abdel-Hamza.

   La Operación Relámpago fue lanzada como un desafío directo a la sangrienta ola de ataques insurgentes que ha matado a más de 720 personas desde que el 28 de abril se anunció el nuevo gobierno, de acuerdo a un conteo de la AP.

   Al menos siete milicianos murieron en ataques dinamiteros suicidas o enfrentamientos el domingo.

   “Establecimos estos puestos de control para arrestar a todos los insurgentes que intentan destruir este país …”, declaró el sargento del ejército iraquí Ali al-Jazali.

   Pero a pesar de la fuerte presencia policial y militar en toda la capital y las áreas que la rodean, los milicianos mantuvieron la violencia y lanzaron una serie de ataques coordinados en el oeste de Bagdad y en los alrededores de la capital.

   Se vieron aviones y helicópteros de combate estadounidenses sobrevolando la ciudad durante los enfrentamientos.

   Las fuerzas de seguridad iraquí, respaldadas por soldados estadounidenses, establecerán 675 puestos de control para intentar disuadir a los rebeldes en la capital y en las áreas donde son frecuentes los ataques, y realizarán allanamientos en todas las calles.

   Bagdad estará dividida en dos sectores, Karj hacia el oeste, y Risafa, hacia el este. Cada una de estas áreas tendrá a su vez distritos y la policía y personal de emergencia operará durante las 24 horas del día.

   Aún no se sabe cuánto tiempo se extenderá el operativo.

   En el oeste de Bagdad, los insurgentes atacaron dos comisarías policiales, un cuartel del ejército y un puesto de control en un período de 30 minutos en los vecindarios de Abu Ghraib, Amariya y Jadra, matando a tres civiles y lesionando a 15 personas, entre ellas 10 soldados iraquíes, dijeron agentes policiales.

   Unos 50 milicianos atacaron con lanzagranadas, morteros y fusiles a una división de la policía de Amariya, expresó un policía a condición de mantener su nombre en el anonimato.

   Varios minutos después, un coche-bomba explotó en el cuartel militar de Amariya y en un puesto de control militar en Abu Ghraib.

   Posteriormente, un grupo de pistoleros atacó la comisaría de Jadra, dijo el teniente policial Majid Zaki.

   El gobierno iraquí dijo que la ofensiva continuará a pesar de la violencia.

   “Vaticinamos que surgirán reacciones como estas con el incremento de los operativos de las fuerzas de seguridad, pero esto no afectará las operaciones”, declaró en una rueda de prensa Laith Kuba, portavoz del primer ministro Ibrahim al-Jaafari.

   Un comunicado difundido por la internet en nombre de al-Qaida en Irak se atribuyó la responsabilidad de los ataques del domingo, que dijo eran en parte como respuesta al lanzamiento de la Operación Relámpago y a la detención de iraquíes en Abu Ghraib.

   No fue posible verificar la autenticidad de las declaraciones.