Violentas protestas en Haití dejan al menos seis personas heridas

Manifestante quema cartel con fotografía del presidente Haitiano Michelle Martelly durante la protesta realizada ayer lunes en Puerto Principe.  AP

PUERTO PRÍNCIPE. AFP. Al menos seis personas fueron heridas de bala en violentas protestas de la oposición este lunes en Haití, según una responsable de una asociación de promoción de la democracia.

En Cap-Haitien, segunda ciudad del país, al menos seis personas fueron heridas de bala por la policía, declaró Kelly Julien, responsable del Instituto Móvil de Educación Democrática. Horas antes, varios periodistas también habían mencionado a otro manifestante herido de bala en la misma ciudad. Además, periodistas locales declararon que fueron golpeados por las fuerzas del orden cuando cubrían una manifestación que fue dispersada por la policía, que hizo uso de gases lacrimógenos.

El presidente haitiano, Michel Martelly, que se encontraba en Cap-Haitien conmemorando una fecha histórica, hizo un llamado a la calma: “Es a través del diálogo y de la tolerancia que sacaremos Haití del subdesarrollo, de la ignorancia y de la miseria”.

Ayer fueron organizadas protestas contra el presidente en varias ciudades. Además de la renuncia de Martelly, los manifestantes exigen mejores condiciones de vida. Ante estas manifestaciones, fueron desplegados agentes policiales y de la misión de la ONU en Haití (Minustah).

En la capital, unos 10,000 manifestantes se reunieron en el mismo momento en el centro de la ciudad e intentaban marchar hacia Petion Ville, donde se reunían partidarios de Martelly. Ante la eventualidad de un enfrentamiento, un ingeniero que apoya al presidente aseguró que no se enfrentarían con otros “haitianos que son nuestros hermanos, aunque se opongan al gobierno. Ellos están manipulados por la oposición”.

En las últimas semanas, las manifestaciones se han multiplicado y derivado en enfrentamientos con los partidarios del presidente Martelly. A comienzos de mes, una marcha opositora fue agredida con piedras y disparos por parte de presuntos partidarios del mandatario.