Vitalidad del arte
en Kreyol Factory

http://hoy.com.do/image/article/479/460x390/0/4B06A70A-A23D-47DB-BACC-4F4CD045D004.jpeg

Desde la noche del pasado miércoles 25 de noviembre-en los espacios expositivos de la Embajada de Francia-se mantiene abierta la exposición colectiva titulada “Intersecciones/Kréyol Factory”, compuesta por un resistente y formidable cuerpo de obras en el que destacan las brillantes orquestaciones críticas y reactivas de Tony Capellán, Marcos Lora Read, Jorge Pineda, Belkys Ramírez y Limber Vilorio, junto a los “epidérmicos”, identitarios y deliciosos fotogramas de Polibio Díaz.

Curada con esmero y precisión por la historiadora del arte María Elena Ditrén, Directora del Museo de Arte Moderno, “Intersecciones” es una atractiva y poderosa propuesta curatorial que nuevamente nos sitúa frente a la necesidad de la valoración profunda de las manifestaciones conceptualmente más depuradas del arte dominicano contemporáneo: estas cuyas materias primas se reactivan desde los desiertos y los oasis de la idea; desde la ruptura, la experimentación, la trasmigración, el delirio, la poesía y la reflexión introspectiva. Manifestaciones de una vitalidad y una plasticidad indecibles. Más que producciones, materializaciones especializadas de una práctica de la imaginación con raíces,   travesías y  efectos cuya incisiva capacidad dialógica ya le merece respeto, reconocimiento y celebración en los más exigentes espacios de resonancia del arte y  la cultura visual internacionales.

De manera que los óptimos resultados curatoriales y organizativos que  nos permite disfrutar y confrontar el conjunto expositivo de “Intersecciones” estaban como profetizados, debido a los niveles especializados de elaboración simbólica que en la obra de cada uno de los expositores alcanza el particular proceso de polisíntesis etnogenético, multicultural y biotecnológico que, traspasados ya los “cinco siglos de barbarie y civilización”, se registra con sobrecogedora velocidad y esplendor enceguecedor en el Caribe Contemporáneo.

Se trata del mismo grupo de artistas que representaron nuestro país en la exposición titulada “Kréyol Factory”, curada por Yolande Bacot y  presentada en el Grand Halle del Parque Cultural de La Villette, París, Francia, entre el 7 de abril y el 5 de julio del 2009. Esta muestra, cuya propuesta curatorial exploraba la complejidad de los procesos identitarios “criollos”, sus fricciones esenciales y sus múltiples riquezas a través de las distintas visiones de sus artistas contemporáneos, incluyó esculturas, instalaciones,  dibujos, videos y películas de una serie de creadores visuales de primer orden procedentes del Caribe (Guadalupe, Martinica, Guyana, República Dominicana, Haití, Jamaica y Puerto Rico) y de las islas del Océano Indico: La Reunión, Mauricio y  Madagascar.

Además de los dominicanos, entre los participantes destacaban: Lyle Ashton Harris, Jane Evelyn Atwood, Patrick Cariou, Renee Cox, David Damoison, Jean-Luc de Laguarigue, Miguel Luciano, Claudine Doury, Phyllis Galembo, Yo-Yo Gonthier, Leah Gordon, Daniel Goudrouffe, Stanley Greene, Alex Majoli, Susan Meiselas, Pierrot Men, Nicolas Nabajoth, Mario Benjamín y Michel Vanden Eeckhoudt.  Esta exposición permitió a los curadores de La Villette estructurar un conjunto de obras polivalentes que operaba con  asombrosa capacidad dialógica y especular, gracias al carácter eminentemente conceptual y experimental; a la extraordinaria fusión, asimilación y transmutación de sistemas de signos, símbolos, medios, materiales, lenguajes, recursos expresivos y poéticas operativas que en dicho cuerpo expositivo se pusieron de manifiesto.

“Intersecciones/Kréyol Factory” es la segunda muestra verdaderamente rigurosa, de calidad incuestionable y con autentico potencial de trascendencia que presenta la Embajada de Francia en sus salas de exposiciones durante el 2009. La primera fue “Medio Camino” (Nov. 08/Marzo/09), una selección de los mejores trabajos de los últimos 20 años de Marcos Lora Read, curada por Marianne de Tolentino. En la realización exitosa de estas dos importantes entregas ha tenido que ver la activa participación de Catherine Mac-Lorin, Consejera de Cooperación y de Acción Cultural, quien, junto al Embajador, Roland Dubertrand, han decidido apostar resueltamente en favor de la renovación del apoyo necesario a la proyección del mejor arte dominicano contemporáneo.

Precisamente, en el acto de apertura  de “Intersecciones”, Dubertrand subrayó que durante los casi cuatro meses que la exposición “Kréyol Factory”  permaneció abierta en el Parc de La Villette de París, tuvo un gran respaldo de los espectadores y especialistas, recibiendo miles de visitantes por día y una amplia cobertura en los principales medios informativos y culturales franceses como “Le Parisien”, “L’Express”,  “France  Soir”, y Le Journal Des Arts”, entre otros.

Entonces, lo que en resumida cuenta nos permite advertir y celebrar el extracto que María Elena Ditrén ha sabido instalar con museografía inteligente, crítica y edificante es, sobre todo, la reafirmación de Tony Capellán, Marcos Lora Read, Jorge Pineda, Belkys Ramírez, Limbert Vilorio y Polibio Díaz, como admirables cronistas del sorprendente e inagotable caudal imaginativo que el Caribe  ha dado al mundo, así como de las mismas contradicciones de nuestra historicidad. Como nuevos videntes, magos e imagineros de “lo realmaravilloso”; de los sueños, las pesadillas, las ilusiones, el absurdo cotidiano, las  infamias psicohistoricas y las des-esperanzas de la dominicanidad, o lo que es lo mismo: de las vitales fugas y aglutinaciones incesantes que arden en la mutante psyque identitaria Caribe/Latinoamérica.  La exposición estará abierta hasta finales de febrero en la sede de la Embajada de Francia, ubicada en la calle Las Damas 42, Zona Colonial. En horarios de 9:00 de la mañana a 7:00 de la tarde, de lunes a viernes.