Vivencias de estrado LLEVADAS A LA PLÁSTICA

EXPOSICION23

Podría parecer raro ver a un profesional del Derecho- abogado- pintando, inmerso, involucrado, apasionado, por las artes plásticas; presentando exposiciones, pero quizás lo que más lo parezca, es que recree, o plasme, en sus cuadros experiencias vividas diariamente en el estrado como profesional del Derecho.

Esta pasión, vocación e interés por la plástica es lo que muestra el abogado de oficio Gilberto Objío Subero, quien nos visitó en esta redacción de ¡Vivir! para hablarnos de su exposición “Sentencias, jueces y abogados”.

La inauguración de esta, su primera individual, será el próximo jueves 3 de julio a las 7:00 de la noche en el Centro Cultural Mirador Santo Domingo.

Objío Subero ejerce la carrera de abogado desde 2010, pero según nos cuenta su interés por la pintura le acompaña desde niño, cuando lo hacía como hobby.

“Aunque ahora es que vengo a unir mi carrera de Derecho con la pintura, con esta colección de diez obras, debo decir que mi interés por la plástica la vengo desarrollando desde 2006, desde antes de entrar a la universidad. Para entonces lo hacía como entretenimiento durante mi tiempo libre; es más, recuerdo que me gusta la pintura desde niño”, cuenta Objío Subero.

“Desde siempre he tenido vocación por la pintura, primero fue como hobby: durante mi tiempo de estudiante hacía pinturas y dibujos digitales, los publicaba en las redes sociales y recibía una buena respuesta del público. Eso me motivó a realizar esta exposición”, expresa el joven abogado.

“Sentencias, jueces y abogados”. Esta es una muestra de diez obras en cada una de las cuales el exponente expresa con el pincel un caso diferente de los que diariamente vive en los tribunales como abogado.

La idea de esta individual, nos dice, le surge básicamente luego de la tan debatida Sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional (Sentencia TC/0168/13). “Aunque en estas diez pinturas recojo gran parte de lo que acontece en el ámbito judicial, lo que más me impactó, lo que más me motivó, lo que me dio el repunte, el argumento de empuje fue esa sentencia, el conflicto que desencadenó. Este fue el tema de mi primer boceto, la Sentencia 168-13, pero luego hice otras sobre el tema judicial para conformar esta exposición”, explica.

Cada situación judicial, sentimiento de satisfacción, emoción, irritación, miedo, cada actitud, tanto de parte de los jueces como del Ministerio Público y de los abogados, es plasmado por el abogado Gilberto Objío Subero en esta su primera individual.

Una crítica. Respecto de esta exposición, el conocido crítico de arte Abil Peralta Agüero dice que es: “Una pintura desafiante, sensible y provocadora”.

“Gilberto Objío, siguiendo una muy exclusiva tradición en el abordaje del tema de la justicia en el arte dominicano, ha centrado la estructuración técnica, estilista, dibujística y conceptual de su obra pictórica en el levantamiento de un constructo iconográfico y visual que ha codificado como eje normativo para inicio en el arte, asociándolo filosóficamente a lo más próximo a su formación como agente activo de las ciencias jurídicas: el Derecho y la enigmática acción de la justicia”.