VLADI JR & SANTANA REPRESENTAN A RD EN DERBY DE JONRONES

1B_Deportes_08_1,p01

El jonrón es el batazo que más emoción genera en el mundo del béisbol, de eso no hay duda alguna.
Ver en un mismo conjunto el poderío de hacer contacto y desaparecer la pelota por encima de la barda es algo que emociona hasta más no poder al fanático.
Y durante las celebraciones del Juego de Estrellas, no hay nada que motive más a la fanaticada que el Derby de Jonrones.
Batallas de los hombres más poderosos con el madero buscando imponer ese poderío con batazos kilométricos que destrozan lanzamientos de prueba.
En la historia, desde 1985 y hasta la fecha, cinco dominicanos se han alzado con el campeonato del Derby de Jonrones.
Sammy Sosa fue el primero en la edición del 2000, que se celebró en el Turner Field, de Atlanta.
Cuatro años más tarde, en el Minute Maid Park, de Houston, Miguel Tejada montó un espectáculo impresionante para quedarse con el galardón.
Y algo similar hizo Vladimir Guerrero, tres años más tarde en San Francisco, en el AT&T Park.
En el 2010, el Big Papi, David Ortiz enfiló todos sus cañones y en el Angel Stadium, de Los Angeles, casa de los Angelinos, se adueñó del título.
Un año luego, Robinson Canó se coronó en el Chase Field, de Arizona, cuando su papá le hizo de lanzador de honor.
En esta edición. El formato fue modificado para lograr un enfrentamiento más llamativo.
Los integrantes serán el venezolano Ronald Acuña Jr., de Atlanta; Pete Alonso, de los Mets de Nueva York; Josh Bell, de Pittsburgh; el dominicano Vladimir Guerrero Jr., de Toronto; su compatriota Carlos Santana, de Cleveland, y Christian Yelich, de Milwaukee.
También, Alex Bregman, de Houston, y Joc Pederson, de los Dodgers de Los Ángeles.
Las llaves de la primera ronda, con base en el total de jonrones que cada pelotero tenía en la campaña hasta el martes, quedaron conformadas por los duelos Yelich-Guerrero, Alonso-Santana, Bell-Acuña y Bregman-Pederson.

El ganador se llevará un millón de dólares, el segundo lugar obtendrá medio millón. Cada uno de los otros seis participantes se embolsará 150.000 dólares.

Además, el bateador que conecte el cuadrangular más largo recibirá otros 100.000 dólares.