Vladimir Guerrero ha empezado
bien temporada 2007

http://hoy.com.do/image/article/304/460x390/0/EF0DBF37-0B2D-4901-BB4B-1E972D389DA0.jpeg

POR ENRIQUE ROJAS
ESPNdeportes.com

MIAMI, Florida — Las frías temperaturas, que obligaron a la cancelación de algunos partidos, no afectaron los bates del dominicano Vladimir Guerrero y el venezolano Miguel Cabrera, quienes establecieron bien temprano sus candidaturas al premio Jugador Más Valioso en la nueva temporada del béisbol de las Grandes Ligas.

En el caso opuesto destacan los tímidos arranques de los dominicanos Albert Pujols, Alfonso Soriano y David Ortiz y del panameño Carlos Lee, quienes hasta el sabado no habían pegado sus primeros cuadrangulares del año.

Ok, apenas está terminando la primera semana de acción de una larga jornada de seis meses, pero en el béisbol nunca es muy temprano para comenzar a soñar con títulos y lideratos. Tampoco para preocuparse.

Guerrero, el Jugador Más Valioso de la Liga Americana en el 2004, ha quemado el pitcheo del joven circuito con nueve hits en 18 turnos en los primeros cinco partidos de los Angelinos de Los Angeles.

El quisqueyano lleva tres jonrones, nueve carreras empujadas, cinco anotadas y 20 bases alcanzadas.

Cabrera, de 23 años, rápidamente colocó su nombre entre los mejores bateadores de la Liga Nacional con un arranque espectacular en Washington. El antesalista de los Marlins de Florida bateó .571 (14-8) con dos jonrones, dos dobletes, seis carreras impulsadas, cinco anotadas y cinco bases por bolas recibidas en cuatro juegos.

Otros bateadores latinoamericanos destacados en la primera semana son los torpederos dominicanos José Reyes (.368 con dos triples, un jonrón, siete impulsadas y siete anotadas) y Hanley Ramírez (.368 con un jonrón, un triple, dos robos y ocho anotadas); el jardinero puertorriqueño Carlos Beltrán (.333 con dos jonrones y seis empujadas) y el receptor venezolano Victor Martínez (.500 con dos dobles y cinco empujadas).

También los intermedistas dominicanos Robinson Canó (.462 con un doble y tres empujadas), Luis Castillo (.500, un doble, tres impulsadas) y Plácido Polanco (.500 con dos impulsadas).

TODO LO CONTRARIO

En el lado opuesto encontramos los casos de Pujols, considerado el mejor bateador de la actualidad. El inicialista de los Cardenales de San Luis pegó un hit en 13 turnos en los primeros cuatro cotejos de su club.

Soriano, quien firmó un contrato de 136 millones de dólares en la pausa invernal después de lograr un 40-40 en el 2006, batea .222 sin jonrones ni robos en cuatro partidos con los Cachorros de Chicago.

David Ortiz, quien ha competido por el premio Jugador Más Valioso en las últimas tres temporadas de la Liga Americana, se fue de 15-2 con una carrera empujada en los primeros cuatro juegos de los Medias Rojas de Boston.

“Big Papi” fue ponchado en seis ocasiones y recibió dos bases por bolas.

Su compañero y compatriota Manny Ramírez, estuvo ligeramente mejor, bateando de 14-4 con una impulsada.

Lee, el panameño de Houston que firmó un contrato de 100 millones de dólares, apenas conectó tres sencillos en sus primeros 15 turnos al bate.

El jonronero dominicano Sammy Sosa, quien regresa al béisbol después de una pausa de un año, resultó afortunado al empujar la carrera ganadora del primer triunfo de los Rangers de Texas el viernes con un sencillo al jardín derecho tratando de quitarse de arriba un nudillo de Tim Wakefield.

Sosa, el mayor jonronero latino de todos los tiempos con 588 vuelacercas, bateó de 10-2 en los primeros cuatro juegos de los Rangers.

Ciertamente el frío no ayuda mucho a la causa de los latinoamericanos y en la primera semana de las Grandes Liags las bajas temperaturas jugaron un rol protagónico, al punto de que varios partidos en Detroit y Cleveland fueron suspendidos por heladas, mientras que en Nueva York nevó en medio de un partido y la lluvia obligó a la cancelación de otro.