Wall Street no encuentra rumbo y el Dow Jones avanza un 0,03 % a media sesión

Wall

Nueva York. Wall Street era incapaz de encontrar un rumbo y a media sesión el Dow Jones abandonaba las pérdidas y avanzaba un leve 0,03 %, mientras que sus otros dos indicadores seguían en negativo arrastrados por las tensiones geopolíticas.

El Dow Jones, que llegó a caer más de cien puntos, sumaba ahora 5,68 puntos y se ubicaba en 17.798,36 unidades, animado por el buen desempeño de las petroleras gracias a una fuerte subida del precio del petróleo en los mercados internacionales.   Por su parte, el selectivo S&P 500 cedía a esta hora un 0,08 % y se situaba en los 2.085,02 enteros, mientras que el índice compuesto del mercado Nasdaq bajaba un 0,35 % y se ubicaba en las 5.084,53 unidades.

Las tensiones seguían instaladas en los mercados financieros después de que Turquía confirmara hoy que ha derribado un avión ruso en la frontera con Siria que, según el Gobierno de Ankara, había entrado a su espacio aéreo.   En segundo plano quedaba un dato mejor de lo esperado sobre la economía estadounidense, ya que el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) en el tercer trimestre fue revisado desde el 1,5 % calculado inicialmente hasta el 2,1 %.

El sector energético encabezaba las ganancias en Nueva York, con una subida en su conjunto del 2,09 %, mientras que se situaban en negativo el financiero (-0,46 %), el industrial (-0,34 %) o el tecnológico (-0,25 %).   Las petroleras Chevron (2,40 %) y Exxon Mobil (2,24 %) lideraban los avances en el Dow Jones, por delante de Pfizer (2,01 %), Coca-Cola (1,05 %), DuPont (0,92 %), Apple (0,90 %), Procter & Gamble (0,64 %), Home Depot (0,54 %) o Caterpillar (0,54 %).

Al otro lado de la tabla encabezaba las pérdidas la farmacéutica Merck (-1,56 %) por delante de American Express (-1,23 %), Disney (-1,09 %), Intel (-1,06 %), United Technologies (-0,99 %), 3M (-0,57 %), JPMorgan (-0,58 %) o Johnson & Johnson (-0,58 %).   En otros mercados, el petróleo de Texas subía a 43,04 dólares el barril, el oro avanzaba a 1.074,8 dólares la onza, la rentabilidad de la deuda pública a diez años bajaba al 2,233 % y el dólar bajaba ante el euro, que se cambiaba a 1,0654 dólares.