Will Smith enfrentaría poco más que un tirón de orejas

Will Smith enfrentaría poco más que un tirón de orejas

La bofetada que Will Smith le propinó a Chris Rock en los Oscar fue claramente un delito, dicen expertos legales, pero las posibilidades de enjuiciamiento son escasas, e incluso si lo declaran culpable probablemente enfrentaría poco más que un tirón de orejas.

Smith dejó atónitos a millones de testigos el domingo cuando subió al escenario del Teatro Dolby y golpeó al comediante en la cara luego que éste hiciera un chiste sobre su esposa, Jada Pinkett Smith, que estaba sentada con el actor en primera fila.

El Departamento de Policía de Los Ángeles dijo que estaba al tanto del incidente, pero que no estaba investigando porque Rock se negó a presentar una denuncia policial.

Si bien la policía técnicamente podría abrir una investigación basada en la transmisión de los Premios de la Academia, no lo harían sin la participación de Rock, dijo el abogado defensor Alan Jackson, exfiscal del condado de Los Ángeles que supervisaba casos de alto perfil.

Le puede interesar: Los Óscar dan 15 días a Will Smith para que declare antes de tomar medidas

″¿Harían eso en un mundo práctico si Chris Rock dice: ‘No cooperaré con una investigación penal’? Ni en un millón de años”, dijo Jackson. “La policía de Los Ángeles probablemente está exhalando un relativo suspiro de alivio por no tener que involucrarse con dos actores prominentes que se enfrentan en un escenario mundial”.

La oficina del fiscal de la ciudad de Los Ángeles, que procesa delitos menores, se negó a hacer declaraciones sobre el caso, pero dijo que no podía presentar cargos sin una denuncia policial.

“Si lo acusan, no podría decir de qué sería el cargo”, dijo el portavoz Rob Wilcox.

Las noticias sobre celebridades en problemas han sido habituales en Los Ángeles desde los primeros días de Hollywood, y con frecuencia surgen interrogantes sobre si los ricos y poderosos reciben un tipo diferente de justicia.

“Desafortunadamente, lo de las celebridades entra en el juego”, dijo el exfiscal de distrito de Los Ángeles, Steve Cooley. “Si una persona común cometiera este acto frente a un oficial de policía, ¿podría irse de ahí sin más? Probablemente no”.

No acusar a Smith podría poner en peligro la credibilidad del sistema de justicia, dijo Jody Armour, profesora de derecho en la Universidad del Sur de California.

“¿Cómo es posible que lo que parece ser un acto delictivo evidente cometido públicamente no tenga consecuencias penales?”, preguntó Armour. “¿Se aplican estándares diferentes a celebridades y no celebridades? Aparentemente, parece que todos reconocemos que ese es el caso. Pero, ¿qué nos dice ese reconocimiento sobre la legitimidad y credibilidad de nuestro sistema de justicia penal?”.

Si bien los famosos pueden usar su estatus para influir en quienes toman decisiones, su fama puede jugar en su contra si el fiscal decide usar un crimen cometido por alguien conocido para dar un ejemplo.

“Me sorprendería si el fiscal de la ciudad no lo considera seriamente porque fue tan público”, dijo Alison Triessl, una abogada de defensa penal que ha manejado muchos casos de agresión por delitos menores. “¿Están enviando el mensaje equivocado si no lo procesan?”

Triessl dijo que no hay duda de que se cometió un delito y que no es necesario que la víctima presente una denuncia. De manera rutinaria se formulan cargos en casos de violencia doméstica sin la cooperación de la víctima porque el delito es contra el estado por violar su código penal.

“Envía un mensaje de que puedes cometer un delito y no serás castigado”, dijo. “Es un mensaje muy equivocado”.

El abogado defensor Adam Braun dijo que es poco realista que Smith enfrente cargos en ausencia de lesiones graves y sin el apoyo de Rock.

“Aunque no es probable un enjuiciamiento, el comodín aquí es que la evidencia es abrumadora y millones de personas presenciaron el incidente en vivo”, dijo Braun. “Los fiscales podrían sentirse obligados a procesar a Will Smith, independientemente de la preferencia de Chris Rock, para evitar crear la impresión de que un actor rico está por encima de la ley”.

Si Smith fuera acusado, enfrentaría un delito menor de agresión, que conlleva una pena de hasta seis meses de cárcel. Incluso si es procesado y condenado, es poco probable que enfrente encarcelamiento y existen alternativas a ir a la corte que podrían conducir a una sanción menor, como tener que asistir a clases de manejo de la ira.

Cooley dijo que si Smith fuera su cliente, le diría que se inscriba voluntariamente en clases de ira y luego trataría de convencer a los fiscales de que no presentaran cargos en interés de la justicia porque había reconocido su problema y estaba lidiando con él.

Cooley dijo que querría más información sobre el caso como fiscal antes de tomar cualquier decisión. Dijo que la policía de Los Ángeles se adelantó a los hechos al anunciar que no intervendría.

Stephen Downing, un subjefe retirado de la policía de Los Ángeles, dijo que se podría presentar un caso. Pero dijo que era razonable no desperdiciar recursos cuando aparentemente Rock no estaba lo suficientemente herido o irritado como para presentar una denuncia.

“Rock siguió como si nada le hubiera pasado”, dijo Downing. “Ni siquiera se llevó una mano a la mejilla. No parecía haber una lesión. Si lo hubiera tirado al suelo y lo hubiera dejado inconsciente, creo que se habrían tomado medidas”.

Publicaciones Relacionadas