Wolfowitz en aprietos ante prensa

http://hoy.com.do/image/article/302/460x390/0/4ABAC4D8-44C0-4FD0-8868-83BEF0B43BA8.jpeg

WASHINGTON (AFP) – El presidente del Banco Mundial (BM), el estadounidense Paul Wolfowitz, interrumpió este domingo bruscamente la conferencia de prensa final de las reuniones de primavera del FMI y el BM, luego de media docena de preguntas acerca de si pensaba renunciar a su cargo en medio de un escándalo por favoritismo a su novia.

Ante unos 150 periodistas de todo el mundo, el ex número dos del Pentágono, acusado de otorgar beneficios salariales a su pareja, resolvió poner punto final a la rueda de preguntas y respuestas cuando una periodista le consultó si no era “hipócrita” de su parte promover la lucha contra la corrupción, su bandera de campaña.

Seis veces, en una decena de intervenciones, los periodistas le preguntaron a Wolfowitz si pensaba dejar su cargo. Otras tantas veces el titular del BM se limitó a elogiar el trabajo que realiza la institución y a destacar lo importante de la tarea para combatir la pobreza.

“Creo en esta organización”, dijo cuando se le preguntó cómo pensaba cumplir cabalmente sus funciones ante la magnitud que adquirió el escándalo, el cual consideró una “cuestión seria” de la que ya se está ocupando el directorio de la entidad.

“Este es un trabajo importante y tengo la intención de continuarlo”, sostuvo.

Visiblemente nervioso e incluso perdiendo la voz en una ocasión, Wolfowitz, que recibió el respaldo de la administración de George W. Bush, se remitió una y otra vez a un comunicado oficial al ser interrogado por ejemplo si “¿no se preguntó si por el bien del Banco usted debería simplemente irse?”.

En el comunicado divulgado a la prensa poco antes de la conferencia, el Comité de Desarrollo del BM, que representa a los ministros de Finanzas de los 185 países miembros, sostuvo: “La situación actual es una gran preocupación para todos nosotros”.

“Tenemos que garantizar que el Banco pueda llevar a cabo eficientemente su mandato y mantener su credibilidad y su reputación, así como la motivación de su personal”, añadió, después de que varios diarios y los propios empleados del BM pidieran la renuncia del presidente de la institución.

Ante la última consulta sobre su continuidad en la institución, Wolfowitz repitió unas pocas palabras y concluyó: “Vamos a parar aquí”, dando fin a la rueda de prensa.