…y llovió arte

29_07_2015 HOY_MIERCOLES_290715_ ¡Vivir!1 C

Lo que la artesana Clara Lachapelle inició como una petición de su hija, se convirtió en un proyecto que por ser diferente, ha enamorado a muchas personas.

La idea inicial no era meramente comercial. Era crear un elemento decorativo para colocarlo en el área de la piscina, pero el resultado fue una obra de arte. Y es que estas novedosas piezas que confecciona Clara no son más que “todo lo que quieres ver en un cuadro, pero en el cuerpo de una sombrilla”. Así lo expresa la creadora de este nuevo concepto en decoración y pintura artesanal.

“Alguien me dijo que estas piezas se podían vender y empecé a crear algunas. Muchos me decían que me estaba volviendo loca y yo les respondía que llegaría un momento en el que me iban a faltar manos para hacer sombrillas”, comentó la artesana.

Al parecer, estas palabras fueron proféticas, pues luego de un año con este proyecto, Clara Lachapelle ha ido perfeccionando sus sombrillas y ya necesita la ayuda de familiares y amigos (ella les llama colaboradores) para cumplir con los encargos.

“Es un trabajo que se hace en varios pasos: se inicia con el herrero, que me hace el armazón (la sombrilla en hierro), luego se ensambla, se pone la tela (lonilla) y se cose. Después se pinta de blanco y se lija; se hace el bosquejo, se pinta y se da un barniz que ayuda a mantener la pintura”, explica.

Elemento decorativo. Además de ser una obra de arte, su trabajo sirve como un elemento decorativo, por lo que resulta una propuesta diferente para un regalo especial.

“Pueden ser colgadas en diferentes espacios. Por ejemplo, hay personas que le ponen una lamparita abajo, en un tarro o un florero. Depende de la forma de la pintura”, señala.

Este colorido y creativo elemento puede incluso formar parte de cualquier espacio de la casa.

ZOOM

Las piezas

Clara Lachapelle ya tiene unos once modelos diferentes de sombrillas en el mercado. Incluyen bodegones, payasos, arlequines, animales (perros, gatos, cotorras, mariposas, peces, caballos), paisajes, marinas, montañas, instrumentos musicales, abstractos, impresionismo, flores… “lo que el cliente pida. Puedo hacer un trabajo personalizado”.

Lachapelle, quien es maestra de artesanía y trabajó en una escuela vocacional por más de treinta años, también ha creado diferentes estilos. Sombrillas grandes, pequeñas, cerradas, abiertas… Los precios van desde los 1 300 pesos.

Sus trabajos

Para los interesados en los trabajos de Clara, además de contactarla en la exposición, pueden visitar su página en Facebook, están disponibles como “Trabajos de pinturas artesanales”.