“Ya nosotros terminamos”, dice ministro de Defensa sobre secuestro de dominicanos

“Ya nosotros terminamos”, dice ministro de Defensa sobre secuestro de dominicanos

“Ya nosotros terminamos”, así reaccionó hoy el ministro de Defensa, Carlos Luciano Díaz Morfa, al preguntarle cómo iban las investigaciones en torno al secuestro de los dominicanos en Haití, mientras grababan una película.

Díaz Morfa dijo que su trabajo era ayudar a regresaran a salvo al país, a los jóvenes que fueron liberados el pasado viernes tras permanecer por más de cinco días raptados, y que “ya están aquí”.

El funcionario no reveló detalles de que, si fue pagado el rescate pedido por los secuestradores de nacionalidad haitiana, pero indicó que ellos apoyaron en todo lo que les pidieron, para lograr que los técnicos de cine regresaran con vida.

Maicol Enrique, uno de los hermanos secuestrados, dijo el lunes al llegar a su casa ubicada en los bajos de Haina, que pensó que moriría durante su cautiverio en el vecino país.

“Como esas personas nos hablaban al principio, luego fue después de esas oraciones que hicieron muchos de ustedes, que se les ablandó el corazón a esas personas», manifestaron el joven mientras se encontraba celebrando la libertad con sus seres queridos.

Campusano Féliz aseguró que no volverían a Haití, y que desea ir a la iglesia, porque tiene que darle gracias a Dios que regresaron vivos.

Detalló que al principio eran custodiados por cinco personas con armas largas en “un cuartico”, pero que luego eran más.

“Esa información saldrá más adelante, sobre como hicimos eso, pero es la vida, y uno por su vivir hace lo que sea”, manifestó al preguntarle por el video en que se les veía compartiendo con varios nacionales haitianos.

“Nos liberaron y nos dieron una vuelta por el barrio, nos entregaron a otra persona y de ahí a otra mujer”, detalló el joven sobre el proceso de liberación.

El gobierno haitiano confirmó este lunes que los técnicos de cine estuvieron en manos de secuestradores.

“Los dominicanos fueron entregados a las autoridades de su país. Fueron víctimas de un caso probado de secuestro”, tuiteó Frantz Exantus, encargado de comunicaciones.

El equipo de rodaje fue interceptado por hombres fuertemente armados la noche del sábado en la entrada sur de Puerto Príncipe, cuando regresaban a la capital tras filmar en la ciudad costera de Jacmel.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas