Yanquis tendrán nuevo estadio

NUEVA YORK.  El nuevo Yankee Stadium tendrá suites aptas para fiestas, un restaurant solamente para miembros exclusivos, un bar de martinis y un precio final a la par de todo ese lujo: $1.300 millones de dólares, una suma ligeramente mayor a los mil millones presupuestados originalmente.

“Intentamos reflejar la idea de un hotel de cinco estrellas y pusimos un campo de juego de béisbol en el medio”, dijo el jefe de operaciones de los Yankees Lonn Trost, actuando de anfitrión de un paseo de muestra para los medios el jueves pasado.

El estadio contará con un restaurante exclusivo

El nuevo estadio, que se planea abrirá a tiempo para la temporada 2009, está directamente enfrente de la vieja Casa que Ruth Construyó. El lugar es ahora un amontonamiento de grúas y equipos de construcción, con trabajadores con cascos patrullando el campo interno.

El exterior de granito y piedra caliza fue diseñado para evocar el Yankee Stadium en los días de su apertura en 1923, antes de que fuese remodelado en la década de 1970.

Pero dentro habrán amenidades insólitas en la época de Babe Ruth, o tan siquiera en la época de Reggie Jackson.

Habrá una zona de conferencias con capacidad para reuniones virtuales por conexión de video, de modo tal que un grupo corporativo podrá tener una reunión de un día entero y luego quedarse para disfrutar del partido. Un conserje estará disponible para procurar boletos de teatro o reservas de restaurante. Habrá 51 suites de lujo, dos grandes suites a cielo abierto y ocho suites aptas para fiestas con una capacidad total de 410 personas.

La pantalla de televisión de 58 por 103 pies ubicada en el jardín central será seis veces más grande que la del estadio actual.

Unos 53.000 aficionados tendrán cabida

Las dimensiones del campo serán las mismas.