Yoga para el alma

Karina Pereyra

Muchas personas son capaces de reconocer amorosamente a otros, en cambio, ignoran sus propias necesidades o postergan su satisfacción. Cada uno de nosotros es responsable de la manera en que se encuentra su alma. La autora de la novela histórica “Recuerden el Álamo”  Amelia E. Barr, llevó una vida plena y llena de aventuras. Ella escribió: “Ninguna persona fue animada desde fuera, la devastación final viene desde dentro”.

Cada persona lleva en su interior muchos personajes que quieren salir a la luz. Los comportamientos no sanos de la personalidad aprovechan cada oportunidad para sanar. En ocasiones, una voz interior nos despierta a mitad de la noche pidiendo que su historia sea contada. No hacer caso a este reclamo nos va congestionando el alma, como si una hemorragia interna amenazara con ahogarla.

Nada de lo que pensamos, decimos, sentimos o hacemos es banal. En ocasiones, las voces que nos habitan usan al cuerpo para comunicarse:diarreas, vómitos, indigestiones, hemorragias menstruales, dolores de cabeza, migrañas, alergias, hematomas, etc.

Los síntomas muestran que estamos amando a otro más que a nosotros mismos. En  1934, Phyllis Bottome escribió: “…había desarrollado un anhelo apasionado por hacer sentir cómodos a los demás a su costa, consiguió sentar a otros en sillones, aunque para ella no quedara más que un pequeño taburete incómodo apartado en una esquina”. De tanto ignorar las peticiones que nos hace, el alma termina debilitándose, separándose, y en casos extremos perdiéndose.

Yoga es una palabra sánscrita que significa unir, juntar, soldar. Por vía de la práctica de ciertos ejercicios físicos y mentales, el yoga hace posible la unión del alma personal con el Espíritu Universal. La Universidad de Harvard diseñó un curso sobre Felicidad al que han asistido miles de personas. Para mí, estas prácticas son una especie de “Yoga para el alma”. Estas son las recomendaciones del curso.

yoga

 

#1. Practica algún ejercicio: caminar, ir al gym, tai-chi, natación, etc. Los expertos aseguran que hacer ejercicio es igual de bueno (o major) que tomar un antidepresivo para mejorar el ánimo, 30 minutos de ejercicio es el mejor antídoto contra la tristeza, el estrés, y el alma rota.

 

#2. Desayuna: Algunas personas se saltan el desayuno porque no tienen tiempo o porque no quieren engordar. Estudios demuestran que desayunar te ayuda a tener energía, a pensar bien y a desempeñar con éxito lo que haces.

 

#3. Agradece a la vida todo lo bueno que tienes: Escribe en un papel 10 cosas que tienes en tu vida que te dan felicidad. Cuando hacemos una lista de gratitud, nos obligamos a enfocarnos en las cosas buenas.

 

#4. Se asertivo: Pide lo que quieras, y di lo que piensas. Está demostrado que ser asertivo ayuda a mejorar tu autoestima. Ser dejado y aguantar en silencio todo lo que te digan y hagan, genera tristeza y desesperanza.

 

#5. Gasta tu dinero en experiencias, no en cosas: Un estudio descubrió que el 75% de personas se sentían más felices cuando invertían su dinero en viajes, cursos y clases; mientras que sólo el 34% dijo sentirse más feliz cuando compraba cosas.

 

#6. Enfrenta tus retos: No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Estudios demuestran que cuanto más postergas algo que sabes que tienes que hacer, más ansiedad y tensión te generas. Escribe pequeñas listas semanales de tareas a cumplir y cúmplelas.

 

#7. Pega recuerdos bonitos, frases y fotos de tus seres queridos por todos lados: Llena tu nevera, tu computadora, tu teléfono inteligente, tu escritorio, tu cuarto, y tu vida de recuerdos bonitos.

 

#8. Siempre saluda y sé amable con otras personas: Más de cien investigaciones afirman que tan solo sonreír cambia el estado de ánimo.

 

#9. Usa zapatos que te queden cómodos: “Si te duelen los pies te pones de malas” asegura el Dr. Keinth Wapner presidente de la Asociación Americana de Ortopedia.

 

#10. Cuida tu postura: Caminar derecho con los hombros ligeramente hacia  atrás y la vista hacia enfrente ayuda a mantener un buen estado de ánimo.

 

#11. Escucha música: Está comprobado que escuchar música te despierta deseos de cantar y bailar, esto te va a alegrar la vida.

 

#12. Cuida lo que comes: Come algo ligero cada 3-4 horas, y no te brinques comidas, come de todo y varía tus alimentos (evita el exceso de harinas blancas y azúcar)

 

#13. Siéntete Guapo: El 41% de la gente dicen que se sienten más felices cuando piensan que se ven bien. ¡Arréglate y ponte bonito!

 

#14. Disfruta lo que haces: Está comprobado que lo que trae felicidad al ser humano no es hacer lo que quiere, si no querer y disfrutar lo que hace. Otra forma es suicidarse en abonos.

 

#15. Acércate a Dios: Religiosidad no es sinónimo de Espiritualidad, no te olvides de tu origen divino y manténte en contacto con esa Energía. Déjate guiar port u corazón.