Zapatero: Invasión Irak es un fiasco

MADRID (AP).- La ocupación de Irak “se está transformando en un fiasco”, dijo el miércoles el presidente electo del gobierno, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, e insistió en retirar los 1.300 soldados españoles destacados en esa nación del Medio Oriente.

“Combatir el terrorismo con bombas… con cohetes Tomahawk, no es la forma de derrotar al terrorismo”, indicó Zapatero en una entrevista radial transmitida el jueves.

La represión militar, agregó el líder socialista “es una forma de generar más radicalismo, más personas que pueden acabar siendo tentadas a usar la violencia”, insistió Zapatero.

“El terrorismo es combatido por el estado de derecho”, según Zapatero. “Por ello creo que Europa y la comunidad internacional tienen que debatir”.

Zapatero ganó las elecciones generales del domingo. Su gabinete se hará cargo en abril de las funciones de estado que detentaba el conservador Partido Popular del presidente del gobierno José María Aznar, que respaldó la invasión iraquí del año pasado.

El anuncio de Zapatero ha preocupado a los líderes de Estados Unidos, Gran Bretaña y de otros países aliados, por considerar que la retirada de Irak tras los atentados ferroviarios perpetrados en Madrid la semana pasada, y que mataron a 201 personas e hirieron a más de 1.600, equivaldría a otorgar una victoria a los terroristas.

Zapatero mostró en repetidas ocasiones durante la campaña electoral su aversión a la política del presidente norteamericano George W. Bush, y afirmó que esperaba que gane las elecciones de noviembre el senador demócrata John Kerry.

A este respecto, el diario The International Herald Tribune mencionó recientemente una cita de Zapatero según la cual “nos hemos alineado con Kerry. Nuestra preferencia será por la paz, contra la guerra, no más muertes a cambio de petróleo, y por un diálogo entre el gobierno de España y la nueva administración Kerry”.

En la entrevista de una hora con la cadena radial Onda Cero, Zapatero dijo que “explicaré a nuestros aliados, entre los que figuran Estados Unidos, por supuesto, y Gran Bretaña … cuál es mi posición”.

Preguntado cómo responderá si Bush le pide personalmente que reconsidere su decisión de retirar la fuerza expedicionaria española de Irak, Zapatero respondió que “escucharé al señor Bush, pero mi posición es muy firme y muy clara”.

El abogado leonés de 43 años insistió que combatir el terrorismo es una de sus máximas prioridades, como lo fue para Aznar. Pero, aclaró, encarará ese desafío de una forma diferente y reforzará los mecanismos de defensa de España, sin importar su costo.

Los partidarios del medio ambiente desean conocer si es partidario del extenso plan hidráulico que desviará parte del caudal del río Ebro hacia los áridos territorios del sudeste de España. “No es un buen plan”, afirmó el líder socialista.

Zapatero prometió establecer un nuevo Ministerio de la Vivienda para cumplir una de sus promesas electorales y construir más viviendas para personas de bajos y moderados ingresos. Preguntado si ello no era una solución utópica, respondió que “no más utópica que la posibilidad de que ganara las elecciones”.

En lo político, el líder socialista desearía tener una mayoría funcional en el Parlamento. Zapatero repitió el miércoles que formará un gabinete exclusivamente socialista, salvo con la posible incorporación de “independientes, pero cercanos al socialismo” en los temas partidistas.