Zapatero reitera retirará tropas

http://hoy.com.do/image/article/20/460x390/0/AB9DB191-9A47-402C-9752-4F268B0BCC16.jpeg

MADRID (EFE).- El futuro presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, confirmó ayer a dirigentes europeos y de EEUU su intención de retirar las tropas de Irak, pero se mostró dispuesto a estudiar opciones para que España siga asumiendo sus responsabilidades en ese país con un nuevo marco de la ONU.

El líder socialista, ganador de las generales del pasado 14 de marzo, se reunió con el primer ministro británico, Tony Blair, y el secretario de Estado de EEUU, Colin Powell, países con los que el Jefe del Ejecutivo en funciones, el conservador José María Aznar, ha mantenido una estrecha alianza en el conflicto de Irak.

También sostuvo encuentros con el canciller alemán, Gerhard Schroeder, el presidente francés, Jacques Chirac, el portugués Jorge Sampaio, y el primer ministro polaco, Leszek Miller, quienes asistieron en la capital de España al funeral de Estado por las víctimas de los atentados del 11 de marzo.

Durante todas las reuniones estuvo presente el ex enviado de la Unión Europea (UE) a Oriente Medio y probable ministro español de Exteriores, Miguel Angel Moratinos, quien informó a los periodistas sobre el contenido de estas citas.

Rodríguez Zapatero expresó su deseo de trabajar de forma abierta y constructiva con el Reino Unido en el seno del Consejo de Seguridad de la ONU para intentar cambiar los parámetros que rigen el proceso actual en Irak.

Según Moratinos, Blair no pidió directamente a Rodríguez Zapatero que reconsidere su posición de retirar las tropas de Irak y le trasladó el mensaje de que aceptará la decisión que finalmente adopte con respecto a este asunto.

Rodríguez Zapatero “expuso su punto de vista y Blair entendió que esa postura es la que han apoyado los españoles en las elecciones”, por lo que “no va a intentar cambiarla”, indicaron fuentes diplomáticas británicas.

Por su parte, Colin Powell expresó al dirigente socialista español su voluntad de analizar las posibilidades de adjudicar a la ONU un nuevo papel en Irak y de negociar eventuales propuestas ante el Consejo de Seguridad.

Powell manifestó esta idea después de que Rodríguez Zapatero le confirmara que retirará las tropas españolas destacadas en Irak el próximo 30 de junio si no hay un cambio radical en el mandato de la ONU respecto a ese país.

También explicó a Powell que esa decisión es un compromiso electoral del partido que dirige, anterior a que se produjeran los atentados del 11 de marzo en Madrid, en los que han muerto 190 personas y resultaron heridas unas 1.500.

Powell mostró al dirigente socialista su comprensión por esta circunstancia y le emplazó para entrevistarse cuanto antes con el nuevo ministro de Asuntos Exteriores para trabajar conjuntamente en la evaluación del papel de las Naciones Unidas en Irak, que si es reforzado evitaría que España ordenara el retorno de sus tropas.

La revisión del protagonismo de la ONU afectaría tanto al ámbito político como al militar y se centraría en analizar posibles propuestas de resolución para discutirlas en su Consejo de Seguridad.

Según Moratinos, la conversación transcurrió en un ambiente cordial y con voluntad constructiva y en ella también hablaron de los intereses de ambos países en Latinoamérica y el mundo árabe, zonas en las que Powell reconoció la influencia que puede ejercer el Gobierno de Rodríguez Zapatero, a quien mostró su disposición a cooperar.

Los dos coincidieron en que debido a la grave situación por la que atraviesa el conflicto de Oriente Medio es urgente recuperar la “hoja de ruta” y estudiar iniciativas al respecto, porque el problema entre palestinos e israelíes es el eje de la inestabilidad que afecta a toda la zona.

En su diálogo con Jacques Chirac, Rodríguez Zapatero recibió el compromiso del presidente francés de continuar manteniendo una relación estrecha con España, con la lucha contra el terrorismo como prioridad, específicamente en lo que se refiere a ETA.

El mandatario francés acogió con gran interés la voluntad del futuro presidente español de abrir un debate en el Consejo de Seguridad de la ONU para conceder a esta institución internacional un mayor papel en Irak que permita avanzar con más eficacia en la democratización del país.

También coincidieron en que es preciso dar a las relaciones multilaterales y a las Naciones Unidas un mayor peso, recuperando el respeto a la legalidad internacional.

El canciller Gerhard Schroeder mostró también su total sintonía con la postura del futuro presidente del Gobierno español sobre Irak y abogó por conceder mayor protagonismo a la ONU.

Rodríguez Zapatero también se comprometió con el primer ministro polaco, Leszek Miller, a mantener un contacto permanente y fluido respecto a las decisiones que pueda adoptar España sobre la retirada de sus tropas de Irak, que se encuentran en ese país bajo mando polaco.