Zapatos ortopédicos solucionan malformaciones

http://hoy.com.do/image/article/139/460x390/0/1ED49FF6-C794-4AF7-BCEA-41932B1ACA32.jpeg

LILY LUCIANO
l.luciano@hoy.com.do
Para los padres, cada etapa de sus hijos es especial y delicada. Una de las más preocupantes es cuando los infantes empiezan a dar sus primeros pasos.

Esta etapa viene acompañada de algunas complicaciones, como por ejemplo las malformaciones, entre las que podemos citar:  pie plano, falta del arco plantar, pies hacia dentro, los denominados “gambados” o hacia fuera, son las malformaciones más comunes que los niños presentan en sus extremidades inferiores como resultado de su posición fetal.

La complicaciones que presentan los menores en sus pies tienen solución siempre que sus padres tomen las medidas de lugar,  explicó el fisiatra Paúl Rodríguez de la Asociación Dominicana de Rehabilitación.

Cuándo son necesarios.  La madre debe consultar con un ortopedista pediatra cuando existe una diferencia en la longitud de las piernas, cuando hay dolor o rigidez en la movilidad de pies, piernas o caderas.

Si observan una separación entre los pies o las rodillas  mayor de 10 centímetros o que afecta a una sola pierna, o si persiste una marcha apuntando los pies hacia afuera después de seis meses de caminar, u observa que   camina en la punta de los pies después de seis meses del inicio de la marcha, deben acudir a un especialista.

Para que a un niño  se le indique el uso de botas lo primero que el médico hace es evaluarlo, ya que cada caso es diferente y algunos casos se corrigen sin necesidad de  un tratamiento rígido, porque el cuerpo se va corrigiendo en su crecimiento, pero  los niños a quienes les falta el arco o que padecen alguna de las deformidades citadas arriba son candidatos potenciales a utilizar zapatos ortopédicos.El tiempo que el niño o niña debe permanecer con los  zapatos ortopédicos depende de la severidad del problema y de la estructura corporal del cuerpo, “algunos niños evolucionan muy rápido. Hemos tenido casos que con par de botas se alinean completamente; otros que deben usar el zapato por años, y otros que por más tratamientos que se realicen, no se corrigen”, explico el doctor Rodríguez. De acuerdo con el fisiatra, un niño puede iniciar su tratamiento recién nacido en caso de que padezca de pie equino varo.  Pie equino varo es  una malformación congénita del pie en la cual éste aparece en punta (equino) y con la planta girada hacia adentro (varo); en 50% por ciento de los casos es bilateral. Al ser una deformación con la que el niño nace, se puede iniciar el tratamiento en los primeros días de vida del bebé. Otros tratamientos se comienzan a los tres o cuatro meses. En el caso de pies planos, pies hacia dentro o hacia fuera etc, el cuidado debe hacerse alrededor del primer año. Es importante destacar que para mejores resultados los niños deben tratarse antes de los 7 u 8 años; después de esa edad no es que el tratamiento no se debe hacer, sino que en este caso es más complicado.

Uso del zapato ortopédico

Hoy en día, el uso del calzado ortopédico es especialmente para corregir alteraciones como: genu valgum severo,  pie plano doloroso, marcha intra rotada importante, etc. El lugar más común para realizarse tratamiento de es la Asociación Dominicana de Rehabilitación, donde también  son elaborados los llamados zapatos  espaciales.