Zelaya ya está en el país

http://hoy.com.do/image/article/487/460x390/0/1D2D1E84-9C27-40A5-894F-E2FB62B90747.jpeg

El ex presidente hondureño Manuel Zelaya llegó anoche desde Honduras, por la base aérea de San Isidro, en compañía del Presidente Leonel Fernández.    El avión que trasladaba a Zelaya aterrizó en  medio de fuertes medidas de seguridad.   Llegó acompañado de su esposa Xiomara Castro, de sus dos hijos menores y de  su asesor Rasel Tomé.

BASE AEREA DE SAN ISIDRO.- El ex presidente de Honduras Manuel Zelaya y el mandatario dominicano, Leonel Fernández, advirtieron que se requiere de una revisión de la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos (OEA), ya que a pesar de todos los esfuerzos realizados en distintas instancias internacionales, imperó el golpe de Estado en la nación centroamericana.

Las declaraciones se produjeron en una rueda de prensa celebrada en esta base militar, poco después del arribo   de Zelaya y su familia, en compañía del presidente Fernández. El avión  que los trajo aterrizó a las 8:40 de la noche.

El mandatario dominicano  asistió en Tegucigalpa a la juramentación de Porfirio Lobo como presidente de Honduras.

Zelaya y Fernández coincidieron, además, en que los organismos internacionales deben ser más drásticos contra los violadores del orden democrático, porque las sanciones que imponen son muy blandas.

Zelaya insistió en que con el golpe de Estado perpetrado en su contra quedó en evidencia la vulnerabilidad de la democracia en la región.

“La Carta Democrática de la OEA necesita un nuevo capítulo, ya que no es posible que la Carta Democrática diga que los Estados miembros la firman y la constituyen para defender la democracia y que cuando haya un atentado en contra del orden democrático, de un país o un presidente electo popularmente no pueda restaurarse”, dijo.

Estimó que crear este nuevo capítulo es una tarea pendiente de los presidentes y cancilleres del Consejo Permanente de la OEA, y del secretario general, José Miguel Insulsa.

El ex presidente Zelaya llegó con su esposa Xiomara Castro, su hija Hortensia  y su asesor Rasel Tomé. Se dijo que  fueron trasladados anoche mismo a Casa de Campo, en La Romana.

Fragilidad

El presidente Fernández, recibido con los honores de Estado correspondientes y por el gabinete en pleno del Gobierno,  aseguró que hay una debilidad en el orden internacional, porque a pesar de que  todos los países repudiaban el golpe de Estado de Honduras, el orden constitucional no fue restablecido.

“No cabe duda de que hay una debilidad en el orden internacional, que es la falta de poder coercitivo de la norma  internacional”, dijo el presidente Leonel Fernández.

El atentado a la democracia

Fernández sugirió que  una modificación de la carta democrática de la OEA podría ser favorable, porque en la escala de las sanciones solo está la sanción del país como Estado miembro del organismo internacional.  El mandatario declaró a Zelaya  “huésped distinguido de la República Dominicana”, y afirmó que el país se regocija al recibirlo. “El presidente Zelaya termina hoy su mandato presidencial, un mandato que le fue otorgado por el pueblo hondureño; el presidente Zelaya es un símbolo de la democracia en América Latina”, dijo.

A su juicio,  la forma como el Gobierno de Zelaya fue interrumpido y la Constitución fue desconocida, resultó una afrenta para la República Dominicana y América Latina. 

“Era una obligación moral desde la República Dominicana hacer todo lo que tuviese a su alcance para lograr el respeto de los derechos humanos en Honduras, para lograr el salvoconducto al presidente Zelaya y pudiese salir como ciudadano en ejercicio de sus derechos a  la República Dominicana y también era nuestra obligación de lograr la paz, la reconciliación nacional y la democracia en Honduras”, sostuvo.  En tanto Zelaya afirmó que el presidente Fernández es el líder del rescate de la dignidad de la democracia en América Latina, por lo que afirmó que “la República Dominicana es la capital del diálogo para América Latina”. “Hoy el presidente Leonel Fernández hace un gesto como yo podría calificarlo de rescate a la dignidad de un demócrata en América Latina”, dijo Zelaya.