Zika y su nexo con microcefalia en bebés desatan pánico AL

m2

SAO PAULO. AFP. Llegó disfrazado de inofensivo hermano menor del dengue. Pero el virus del zika, transmitido por el nefasto mosquito Aedes aegypti, tenía un as bajo la manga: los bebés comenzaron a nacer con microcefalia y ahora la epidemia siembra pánico en Latinoamérica.
Hace tres meses, mientras las primeras noticias sobre la relación entre el zika y la microcefalia comenzaban a ganar espacio en los medios brasileños, Jacinta Silva Goes supo que su tercer hijo venía en camino.
“Estoy con mucho miedo”, dijo a la AFP en Sao Paulo esta empleada doméstica que dice carecer de información sobre cómo protegerse.
“Por ahora no estoy usando repelentes porque el médico no me dijo nada, no me habló del virus zika. Hasta que él no me diga lo que tengo hacer, no puedo tomar medidas por mi cuenta porque puede ser peligroso”, dijo la mujer de 39 años.
Esta inquietud ha causado fenómenos curiosos, como una inusitada alza del precio de los repelentes en Brasil, la fumigación masiva del mayor cementerio de Lima y la recomendación de los gobierno de Colombia y El Salvador de no quedar encinta. Luego de aterrizar el año pasado en el continente, el zika ya se ha propagado en casi toda la región a una velocidad relámpago que se explica por la ubicuidad del mosquito transmisor además del dengue y la chicunguña.