Zonas francas están optimistas con respuesta Obama a Medina sobre TPP

El sector textil de RD es un importante generador de empleos

La Asociación Dominicana de Zonas Francas (Adozona) definió como alentadora la respuesta del presidente estadounidense, Barack Obama, al presidente Danilo Medina sobre las implicaciones del Acuerdo de Libre Comercio Transpacífico (TPP) e invitó al Gobierno y al sector privado a consolidar los esfuerzos para enfrentar exitosamente los retos que presenta el entorno internacional.

En sus gestiones con el presidente Obama, Medina busca evitar que el TPP le haga perder accesibilidad a la República Dominicana en el mercado de los Estados Unidos.

Había quienes temían que el TPP pudiera introducir cambios en la normativa de origen para el sector textil, que afectaran a las zonas francas dominicanas.

Se cree que Vietnam, por ejemplo, estaría dispuesta a otorgar concesiones en el sector de servicios y propiedad intelectual a cambio de flexibilizar la norma de origen para los productos textiles.

Al valorar positivamente las gestiones encaminadas por el mandatario dominicano ante su homólogo estadounidense, Adozona entiende que el país debe hacer los ajustes apropiados para estar preparado ante el nuevo contexto que se crea por el TPP y al mismo tiempo aprovechar las nuevas oportunidades del mercado global.

En un comunicado de prensa suscrito por su presidente, Aquiles Bermúdez, la organización empresarial consideró trascendente que el presidente Obama se haya comprometido mediante una carta dirigida al presidente Medina a tomar en cuenta sus preocupaciones sobre las negociaciones del Acuerdo de Libre Comercio Transpacífico.

En su comunicación al mandatario dominicano, Obama indica que el Tratado de Libre Comercio con Centroamérica y República Dominicana “es importante para todos nuestros países”, al tiempo que aseguró que las industrias textiles y de ropa de los socios del pacto regional “comparten una larga historia de acuerdos de coproducción y de asociación que han sido de múltiples beneficios”.

Expone también que el equipo estadounidense de los negociadores del TPP “reconoce la naturaleza única del DR-Cafta en la integración económica regional” y tiene presente el grado en que los proveedores estadounidenses se integran con los productores locales. Medina había compartido con Obama la preocupación de su Gobierno y empresarios privados de que el TPP podría impactar desfavorablemente la producción textil de los países integrantes del DR-Cafta, y en particular a la República Dominicana.

Al comentar el intercambio entre los dos gobernantes, el licenciado Bermúdez elogió la disposición mostrada por el presidente Medina para defender un segmento que juega un papel clave en la economía nacional, recordando que actualmente en el país operan 603 empresas de zona franca, distribuidas en 27 provincias, generando unos 150,000 empleos directos y el 52 por ciento de las exportaciones totales. Las zonas francas realizan compras a otros sectores de la economía nacional ascendentes a unos 32,000 millones de pesos al año.