2024 será un año bisiesto: ¿por qué febrero tendrá 29 días?

2024 será un año bisiesto: ¿por qué febrero tendrá 29 días?

Falta poco para que comience el 2024 y el año que llega tiene una peculiaridad que se presenta cada cuatro años, es un año bisiesto, la característica es que estos tienen un día adicional en el calendario, el día número 29 en el segundo mes del año, febrero.

Los años bisiestos se dan cada cuatro años y se rigen con un calendario de 365 días con uno de 366, según un artículo publicado por la revista científica de National Geographic en español. En esta nota conocerá cómo rige la medición del tiempo para que un año dure 366 días cada cuatro.

¿Qué es un año bisiesto?

Son periodos de 366 días que se incorporan cada cuatro años al calendario gregoriano para sincronizar el año solar, que abarca 365,24 días, con el calendario que típicamente cuenta con 365 días. Esto responde a la necesidad de alinear las estaciones y compensar la diferencia acumulada de tiempo debido al movimiento de traslación de la Tierra alrededor del Sol.

La introducción de un día extra en febrero cada cuatro años busca ajustar esa discrepancia de aproximadamente seis horas anuales. De no hacerse este ajuste, con el paso del tiempo, las estaciones podrían desfasarse, alterando significativamente el calendario y las actividades que de él dependen.

Agencias espaciales como la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (Nasa) han resaltado que “restar 5 horas, 46 minutos y 48 segundos a un año quizás no parezca gran cosa. Pero, si se restan casi seis horas anualmente durante mucho tiempo, las cosas se pueden complicar mucho” explicando la importancia de este ajuste.

Suposiciones de los años bisiestos

Existen diversas creencias y mitos acerca de los años bisiestos, entre ellos la idea de que son portadores de desgracias o eventos trágicos. Esta concepción es antigua, remontándose al Imperio Romano, donde el mes de febrero estaba asociado con los muertos.

Te puede interesar:Carlos Antonio Vélez y un mensaje picante de final de año: “Hay que luchar contra los lamebotas del fútbol”

A pesar de que hubo momentos en la historia en que se intentó eliminar este ajuste anual, fue Julio César quien restableció el año bisiesto en el calendario. Sucesos como la tragedia aérea del Chapecoense cerca de Medellín en 2016 y el inicio de la pandemia de coronavirus en 2020 coincidieron con años bisiestos, avivando la superstición de que son años nefastos.

Aunque, no hay evidencia científica que respalde cualquier correlación entre años bisiestos y catástrofes. El uso de un día adicional es simplemente un mecanismo correctivo que garantiza la precisión de nuestro sistema de medición del tiempo y el adecuado seguimiento de ciclos anuales naturales.

Predicciones para el próximo año bisiesto

El emblemático botánico y vidente Michel de Nostredame, continúa siendo uno de los recordados en la historia, incluso después de su fallecimiento en 1547. Sus escritos proféticos han generado un seguimiento constante, con interpretaciones que algunos creyentes vinculan a eventos como: la guerra de Ucrania y el ataque con bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki.

El legado de Nostradamus en el Renacimiento le valió un reconocimiento póstumo único en su disciplina. A pesar de que sus predicciones fueron escritas en un lenguaje ambiguo y metafórico, con paso del tiempo, adeptos y estudiosos del autor han sugerido que algunas de estas podrían haber presagiado acontecimientos históricos globales, generando debates sobre la veracidad de sus capacidades de anticipación. Estos son sus pronósticos:

  • Cambios en la realeza: se daría en Reino Unido, según Nostradamus, esto se referiría a Carlos III y su esposa, quienes se verían enfrentados a una gran polémica y haría que Harry, le quitaría el puesto a William.
  • La tierra se secará y habrá hambruna: se relacionaría con el calentamiento global. “La tierra seca se resecará aún más. (…), a su vez, sucederán grandes inundaciones”. El vidente mencionó que habrá una gran hambruna en el mundo debido a las sequías e inundaciones, lo que acabaría con los cultivos y generarían nuevas enfermedades.
  • Nueva guerra: “Combate y batalla naval. (…) El adversario rojo palidecerá de miedo, poniendo al gran océano en pavor”, dice el texto de Nostradamus. Según la interpretación de History, esta guerra se podría dar en China.
  • Papa Francisco: “A través de la muerte del anciano Pontífice”, situación que ha sido comparada por los creyentes de estas predicciones con el estado de salud del Papa.

Los textos de Nostradamus se han traducido y reinterpretado en cada época, aunque, la validez histórica y real de sus profecías sigue siendo un territorio ampliamente disputado en círculos académicos y entre el público general.

Publicaciones Relacionadas