Alemania anunció que seguirá exportando electricidad a Francia

Alemania anunció que seguirá exportando electricidad a Francia

Alemania seguirá exportando electricidad a Francia a pesar de haber exhortado a su población a ayudar a combatir la escasez en el invierno ahorrando energía, dijeron funcionarios el miércoles.

Una serie de problemas en plantas nucleares francesas han provocado un alza en los precios de la electricidad en meses recientes, ante lo cual compañías generadoras de energía de países vecinos le están vendiendo remanentes a Francia.

“Sólo la mitad de las plantas nucleares de Francia están operando”, dijo Patrick Graichen, viceministro de economía y ministro de energía de Alemania. “Por eso nosotros, al igual que los italianos y otros, estamos todos básicamente exportando electricidad a Francia. Así está el mercado de electricidad en Europa”.

Es otra señal de la crisis de energía en el continente. Los precios del gas natural y la electricidad han subido a niveles récord, con un alza enorme en los costos de la energía en un momento en que Rusia reduce los flujos de gas a Alemania y otros países y las fuentes renovables están contribuyendo menos en tiempos recientes, dijeron analistas en Rystad Energy.

Los elevados precios de la energía están impulsando la inflación y azuzando la perspectiva de una recesión en Europa.

Puede leer: Condenado en Bélgica un “hacker” perseguido también por la Justicia de EE. UU.

Incluso el preciado gas natural, que Alemania trata de conservar para la temporada de calefacción en invierno en caso de que Rusia suspenda completamente los suministros, está siendo consumido en grandes volúmenes con el fin de producir electricidad para exportar a Francia.

“No podemos decir que nuestras plantas eléctricas de gas en Alemania ya no van a exportar a Francia a menos que queramos paralizar todo el mercado europeo de electricidad”, manifestó Graichen.

Steffen Hebestreit, portavoz del gobierno, dijo que no hay planes para cesar esa práctica, y mencionó la necesidad de solidaridad europea.

“Es la forma en que está establecido el mercado europeo de electricidad, y también podría suceder, si vemos hacia el otoño y el invierno, que pudiésemos estar agradecidos si otros pueden ayudarnos”, dijo.

Mientras tanto, el gabinete alemán aprobó una serie de medidas el miércoles para reducir el consumo de energía, incluyendo restricciones a la calefacción de piscinas privadas y un límite de 19 grados Celsius (66 Fahrenheit) en oficinas públicas.

Las tiendas tendrán que mantener cerradas sus puertas en el invierno para conservar el calor, y la iluminación de vallas anunciadoras y edificios públicos debe ser apagada por la noche.

Francia, España, Holanda y otros países han aprobado medidas similares para ahorrar gas natural.

El suministro de electricidad por parte de Alemania a países vecinos forma parte de un estudio “de prueba de estrés” a ser publicado la semana próxima, el cual pudiera determinar si el gobierno decide extender las licencias de operación de las tres plantas nucleares que quedan en el país. Eso diferiría los planes de Alemania de poner fin al uso de la energía atómica este año.

“En principio, las plantas nucleares para generar electricidad pudieran extraerle un poco más a su combustible nuclear, por así decir, en enero, febrero y marzo”, dijo Graichen. “Pero después de eso no quedará mucho más”.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas