Alfredo Martínez, un anciano que sufre las torturas de la pobreza

Alfredo Martínez, un anciano que sufre las torturas de la pobreza

Alfredo Martínez

En una humilde casita construida en madera y techada de zinc, donde “llueve adentro y escampa afuera”, vive Alfredo Martínez Mejía, un anciano de 90 años, quien está postrado en una silla, con el lado izquierdo de su cuerpo inmóvil como consecuencia de una trombosis, esperando que llegue la mano amiga del Gobierno para mejorar sus condiciones de vida.

El envejeciente, que está desamparado, sin atenciones médicas ni alimentación, hace 25 años cuidó en Los Cerros de Gurabo la casa donde vivió el exsenador por esta provincia José Rafael Abinader (fallecido), el padre del hoy presidente Luis Abinader.

Martínez reside en Brisas del Canal, en el barrio La Bendición de Cienfuegos, en el distrito municipal Santiago Oeste.

Puede leer: Haití denuncia trato denigrante a haitianos

“Yo quiero que me ayuden a arreglar mi casita. Mi situación no es buena, porque tengo que comprar comida”, son de las pocas cosas que el anciano con dificultad para comunicarse debido a su estado de salud, les solicita a las autoridades, a pesar de otras necesidades que explicar estarían demás.

Uno de sus tres hijos, Domingo Martínez, la persona que lo cuida, narró a reporteros de Hoy que hace cinco años las autoridades de entonces le prometieron a su progenitor arreglar su vivienda y mejorar sus condiciones de vida, pero todo se quedó en el vacío.

“Él necesita que alguien de corazón noble le ayude”, manifestó por su lado el pastor y líder comunitario de Cienfuegos, Pablo Ureña, responsable de dar a conocer por primera vez el caso del señor Martínez a los medios de comunicación.

Para contribución puede llamar al 809-749-1056.

Publicaciones Relacionadas