Alimentos que no deberías congelar

Alimentos que no deberías congelar

Alimentos que no deberías congelar. Fuente externa.

Congelar los alimentos es quizá la técnica más eficaz en cuanto a conservación. Sin embargo, esta no se debería de aplicar en algunos, porque corren más riesgos de proliferación de patógenos en ellos.

A continuación la lista de los alimento que no deberías congelas, según Consumer:

Mayonesa y otras salsas

Para la mayonesa, no está indicada la congelación, ya que al descongelarla tiende a formar una masa sólida sin apenas gusto ni textura. 

Le podría interesar leer: Linaza: Los nutrientes que aporta esta semilla

Tartas 

No está indicado congelar pasteles o tartas. Es preferible consumirlos frescos o mantenerlos en el frigorífico de dos a cuatro días antes de consumir de nuevo.

El problema de congelar productos como los pasteles recae en su descongelado, por su tendencia a agrietarse. Además, pierden su textura y consistencia y quedan afectadas sus características organolépticas, como sabor y aroma.

En caso de congelarse o mantenerlos en el frigorífico, deben consumirse antes de una hora a temperatura ambiente.

Patatas 

Las lentejas (y legumbres en general) se congelan bien, pero si las tienes cocinadas con patatas es mejor que las retires antes de congelar. La fécula de la patata se deshace cuando se congela y, con el frío, se ven comprometidos su textura y sabor. 

Salchichas

No deben congelarse las salchichas, pues pueden perder sabor y consistencia. Es más conveniente guardarlas en el frigorífico.

Rabas fritas

En general, no solo las rabas, sino todos los fritos no congelan bien y se ponen blandos al ser descongelados. Además, pierden sus propiedades.

Macarrones y otras pastas

El frío extremo deteriora el sabor y la consistencia de la pasta y el arroz. Estos platos deben consumirse siempre recién cocinados.

Huevo 

Es mejor conservarlos en el frigorífico. No obstante, pueden congelarse siempre y cuando no estén con cáscara. La clara del huevo es la parte que mejor responde a la congelación.

Leche

Los lácteos se tienen que consumir frescos y no responden bien a la congelación, que les da una consistencia granulosa. 

Queso

Ocurre lo mismo que con la leche. Sin embargo, los quesos duros admiten congelación (no más de seis meses), si se colocan dentro de papel de plástico.

Frutas, verduras y otros vegetales 

¿Y si están cocinados? Los alimentos ya cocinados pueden congelarse, pero de forma correcta.

De acuerdo a este portal, hay que evitar al máximo la entrada de aire en el recipiente, ya que, sobre todo en el pescado cocinado, el aire durante el congelado hace que el alimento absorba de forma rápida la humedad y se transforme en una sustancia blanda, de muy baja calidad, que difícilmente será comestible.

Cualquier alimento cocinado que se desee congelar debe guardarse en un envase hermético y eliminarse la máxima cantidad de aire posible.

El envase es uno de los elementos determinantes en el proceso de congelación. Un envase roto, con aire o con algún agujero por donde entre el frío, puede dañar el alimento hasta hacerlo no apto para el consumo. Por eso, deben tenerse en cuenta los siguientes consejos:

  • Los envases recomendables son los más rígidos, sobre todo para congelar alimentos líquidos, aunque son aptos y preferibles para todo tipo de productos.
  • No deben tener ninguna grieta o fisura por donde pueda entrar el aire frío, ya que podría quemar los alimentos y resecarlos hasta hacerlos no aptos para su consumo.
  • Para alimentos preparados y listos para consumir, es fundamental un envase de cierre hermético y apto para microondas, por si fuera preciso descongelarlos en su interior.
  • Los envases cuadrados o rectangulares permiten un mejor aprovechamiento del espacio en el congelador, con lo que puede resultar útil si se congelan alimentos con frecuencia.

La temperatura

El agua congela a partir de los 0 ºC y, a pesar de que la temperatura de congelación comienza a -1 ºC, en alimentos, la óptima es de -18 ºC. A partir de esta temperatura, se garantiza la no proliferación de patógenos.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas