Ambliopía, conocida como ojo perezoso u ojo vago

Ambliopía, conocida como ojo perezoso u ojo vago

La forma más habitual de la ambliopía estrábica es la bilateral.

Es un trastorno en la edad infantil que produce una reducción de la visión en un ojo o en ambos. En muchos casos esta patología suele estar asociada a estrabismo

Es comúnmente conocida como ojo vago u ojo perezoso. Consiste en la diferencia de agudeza visual entre un ojo y otro por falta de desarrollo visual, es decir, un ojo que ve menos que el otro, y que no mejora con el uso de lentes, sin que haya un defecto orgánico que lo justifique.

Se desarrolla en la infancia, en lo que llamamos el periodo de desarrollo visual que va desde el nacimiento hasta los 7 u 8 años de edad, y su tratamiento va a ser más efectivo si se detecta temprano durante este periodo.

El desarrollo motor y psicológico de un niño depende en gran medida de su desarrollo visual, los diferentes hitos del desarrollo de un infante van de la mano con el conocimiento de su entorno gracias a la visión.

El rendimiento escolar, y por ende el desarrollo social de los niños con ambliopía, también se ve severamente afectado y si persiste hasta la edad adulta, es posible que las personas afectadas no puedan asumir profesiones que requieran una percepción visual de profundidad.

Esta patología afecta de 3 a 5% de la población y es la causa más común de baja visual funcional en países como el nuestro.

Le invitamos a leer: Médula ósea: Cinco avances clave en los trasplantes

Es por esto que se hace necesaria la evaluación temprana del sistema visual de los niños, iniciando con el tamiz visual, donde debemos hacer una revisión de los ojos de todo niño que nace, durante el primer mes de vida. Luego a los seis meses de edad, para descartar cualquier tipo de desviación ocular de instauración temprana y a partir del año de edad evaluamos la graduación del ojo, para determinar si es la esperada para la edad o si estamos ante algún tipo de problema refractivo (miopía, hipermetropía o astigmatismo) que requiera corrección, que representan las principales causas de ambliopía.

Causas

Las principales causas que provocan ambliopía estrábica son las siguientes:

Defectos refractivos. En ocasiones, graduaciones altas en un solo ojo o en ambos ojos pueden pasar desapercibidas.

Preguntas frecuentes

¿Cómo podemos saber si un paciente tiene ambliopía?

Mediante una evaluación oftalmológica completa, en la que evidenciaremos la diferencia de la visión de dos líneas o más entre ambos ojos.

¿Se puede curar la ambliopía?

Si la detectamos antes de culminar el periodo de madurez visual (antes de los 7 a 8 años) podemos estimular con muy buena respuesta la visión del ojo ambliope, ya que la plasticidad cerebral es máxima en esos primeros años de vida.

¿Cuál es el profesional indicado para tratar esta patología?

Cualquier oftalmólogo puede hacer el diagnóstico, pero el tratamiento siempre debe ser dirigido por un oftalmólogo pediatra o estrabólogo, debido a que este tratamiento, con gafas, parchados, medicamentos y otros elementos, requiere una vigilancia estricta de la función visual del otro ojo, sabiendo cuándo modificar el tratamiento y cuándo elegir los diferentes métodos de que disponemos.

¿Qué pasa si no se trata la ambliopía en los primeros 8 años de vida?

Hoy se sabe que existe plasticidad cerebral durante toda la vida, y se investiga al respecto. Sin embargo, la respuesta nunca va a ser tan adecuada como cuando se hace un diagnóstico oportuno y se inicia tratamiento temprano.

Glosario médico

Ambliopía:
Disminución de la visión por detención en su desarrollo en un ojo que no puede mejorarse inmediatamente con la refracción y que no puede explicarse por una lesión orgánica del sistema óptico.

Puede leer también: Depresión y suicidio, desafíos del docente dentro de las aulas

Publicaciones Relacionadas

Más leídas