Arquitectura y Teatro: Las iglesias de Andrea Palladio en Venecia

Arquitectura y Teatro: Las iglesias de Andrea Palladio en Venecia

Venecia – Teatro y arquitectura (Elaboración gráfica: George Latour).

En la arquitectura de los siglos XV y XVI encontramos continuos y sutiles referimientos que vinculan diseño arquitectónico, escenografía y evidencias filológicas de recuperación del teatro clásico.

Por: George Latour Heinsen
Para identificar el peculiar significado de este persistente y mutuo intercambio de valores entre arquitectura y teatro en la obra de Andrea Palladio, examinaremos brevemente la combinación de las tres iglesias palladianas de S. Giorgio Maggiore, delle Zitelle y del Redentore.

La primera fase de este proceso comienza en 1556 con la finalización del modelo para la reconstrucción de la Iglesia de S. Giorgio Maggiore de Andrea Palladio. Palladio aprovecha la posición inclinada del cuerpo de la iglesia en relación con la desembocadura del Canal Grande, para formar una extraordinaria perspectiva angular urbana que se disfruta visivamente desde el gran “teatro” de Plaza San Marco.

Es cierto que durante el diseño el maestro mantuvo la extraordinaria disposición oblicua de la iglesia para el observador ubicada en San Marco, debido a que ya en 1565 se ordenó la demolición de las casas «en el cantón» que estaban delante la fachada de la Iglesia de S. GiorgioMaggiore. Pasan once años de 1566 a 1577, cuando se colocó la primera piedra de la iglesia del Redentor, fecha muy probablemente cercana a la del diseño de la Iglesia delle Zitelle, ambas de Andrea Palladio, la posición de los dos nuevos lugares de intervención es tal que involucra un sistema de visuales urbanas junto a la Iglesia de S Giorgio, todavía en construcción. En el desarrollo de las tres iglesias palladianas, el vasto espacio lagunar, que se extiende entre la Isla de laGiudecca, la entrada al Canal Grande y la Plaza San Marco, adquiere todas las características de un gigantesco espacio teatral urbano.

Le invitamos a leer: Reacción del hermano de Yúniol Ramírez a sentencia caso OMSA

El teatro de la Laguna no tiene límites definidos: más bien se diluye en la espacialidad urbana, se presenta como un lugar discretamente reconocible, para ser revelado a través de una atención especial o una reconstrucción intelectual capaz de rastrear el proceso de diseño llevado a cabo por el arquitecto. Pero también es un sitio para vivir concretamente, en los momentos particulares en que el público participa físicamente al interno del espacio teatral: durante las fiestas del Redentor y las visitas anuales de los Duques “Dogi”, a la Isla de San Giorgio Maggiore o cuando las procesiones a la iglesia del Redentor cada año el tercer domingo de julio a través de un puente peatonal de barcazas, esto hace de la Laguna un espacio de vida concreto.

Las iglesias

La Iglesia de San Giorgio Maggiore fue iniciada en 1566 con el proyecto del arquitecto Andrea Palladio. Se completó a finales de siglo, pero la fachada fue terminada en 1610 por Vincenzo Scamozzi según el proyecto de Palladio.

La Iglesia es uno de los ejemplos más importantes y copiados de la arquitectura clásica, donde se intuye la influencia de la Contrarreforma en los edificios religiosos. La sensación es de gran limpieza formal, invadida por una luz blanca y una extraordinaria espacialidad, plena realización del ideal renacentista.

La Iglesia del Redentor fue encargada por el Senado de Venecia en 1576 para poner fin a una terrible plaga. Se eligió la Isla de la Giudecca para que fuera claramente visible desde la Plaza San Marco corazón de la ciudad. Se encargó al arquitecto Andrea Palladio. El edificio, iniciado en 1577 después de una gran procesión en un puente de pontones. Se completó después de la muerte del arquitecto. La fachada, casi un templo clásico, da paso al vasto interior formado por una sucesión de bloques espaciales unificados de gran luminosidad.

La Iglesia de Santa María della Presentazione, conocida con el nombre “delleZitelle”. Construida de un proyecto de Palladio, inaugurada en 1586, el complejo delle Zitelle en la Isla de la Giudecca se encuentra en una posición periférica, estaba destinado a albergar, proteger y educar, en total aislamiento, a niñas de doce a dieciocho años pobres y solteras (zitelle), para garantizarles un futuro y limitar la propagación de la prostitución. La iglesia sorprende por su interior octogonal y está dominada por una imponente cúpula central que dialoga con las otras cúpulas palladianas de San Giorgio Maggiore y del Redentore.

Puede leer también: Luchan por mantener vivo heroísmo veteranos dominicanos en Armada y Policía EUA

Publicaciones Relacionadas

Más leídas