Asesinato de Jovenel Moïse en Haití: casi un año con las mismas preguntas… sin respuestas

Asesinato de Jovenel Moïse en Haití: casi un año con las mismas preguntas… sin respuestas

Jovenel Moïse fue acribillado el 7 de julio de 2021 por un comando armado.

¿Quiénes lo mataron? ¿Quién ordenó su muerte? ¿Por qué? ¿Existen intereses políticos detrás del asesinato? Son algunas de las preguntas que a casi un año de la muerte del presidente de Haití, Jovenel Moïse, todavía no han sido respondidas; un crimen que estremeció a ese país y el mundo la mañana del 7 de julio de 2021.

¿Quién mató a Jovenel Moise?
El asesinato de Jovenel Moïse consternó al mundo.

Las autoridades haitianas y organismos internacionales como el Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI, por sus siglas en inglés) han trabajado para establecer responsabilidades precisas del magnicidio; sin embargo, tras casi 365 días de haber sido acribillado el primer mandatario haitiano no se sabe a ciencia cierta quién lo mató y cuáles fueron las razones, en un país que luego de ese evento sigue luchando contra fenómenos de la naturaleza, una crisis económica, social, de seguridad y ahora de manera frontal contra un despertar de las bandas armadas y secuestros a todos los niveles.

Además, las interrogantes sobre la muerte del jefe de Estado haitiano continúan bajo un sistema de justicia que hace pocas semanas llevaba cinco cambios de jueces para conocer el caso.

Te puede interesar: Colombianos no mataron a presidente de Haití, fue su propia seguridad, dice informante

Hasta ahora, estos son los detalles sobre las interrogantes que giran entorno al caso:

¿Quiénes mataron a Moïse?

Luego que las autoridades haitianas apresaran a un grupo de mercenarios colombianos, 19 en total de exmilitares señalados de participar en el crimen, a quienes supuestamente le ofrecieron cerca de 3 mil dólares a cada uno, fueron muchas las informaciones que emergieron pero hasta ese momento lo que no se ha podido establecer es quién o quiénes fueron los orquestadores del hecho, pese a que los originales de Colombia habrían confesado su participación en la muerte del primer mandatario.

El médico Christian Emmanuel Sanon, a quien le sindican de haber contratado a los colombianos para ejecutar el magnicidio y él quedarse en el poder.

Uno de los más grandes logros que exhibieron las autoridades fue el arresto en Florida el 11 de julio pasado del médico Christian Emmanuel Sanon, a quien le sindican de haber contratado a los colombianos para ejecutar el magnicidio y él quedarse en el poder.

Desde que se supo sobre la muerte de Moïse todo apuntaba (y apunta) a un tema político.

En enero del año 2022 el periódico Miami Herald publicó un informe de la Policía haitiana que detalla el perfil de uno de los hombre de haber sido «fundamental» en el caso. Se trataba del arresto en Jamaica de John Joel Joseph, otra figura que, al igual que Sanon y los mercenarios colombianos, queda en un limbo jurídico debido a las situaciones por las que atraviesa la vecina nación.

Dimitri, exjefe de seguridad de Moïse.

Otra figura que se mantuvo en las portadas de los diarios internacionales fue el jefe de seguridad del malogrado presidente haitiano. Se trata de Dimitri Herard, quien dos semanas después del magnicidio fue arrestado bajo más dudas que convicciones: ¿Por qué el comando armado que entró a la casa de Moïse no tuvo tanta resistencia? ¿Dónde estaba la persona que se supone debe velar por la vida del jefe de Estado? El caso cumpliría en julio un año y nada se sabe sobre Dimitri.

¿Claude Joseph?

Claude Joseph fue primer ministro de Haití y se encargó de llevar las riendas de ese país luego de la muerte de Moïse. Tronó contra los responsables (sin identificar) del magnicidio y prometió que serían sometidos a la justicia.

Sin embargo, Joseph también figuró entre los sospechosos previo a que los senadores votaran para que éste dimitiera y colocar al frente de la nación a Ariel Henry.

Claude Joseph, luego de ser primer ministro de su nación, se ha mantenido firme en que se llegue hasta las últimas consecuencias respecto al caso.

Surgieron varias teorías. La principal establecía que la muerte del jefe de Estado haitiano respondía a un interés de Joseph por quedarse en el poder. A todo esto, a Joseph, ahora canciller de Haití, designado por el primer ministro Henry, no se le ha podido demostrar su participación en el crimen.

De ahí surgieron otros rumores. El magnicidio supuestamente se había planeado en un hotel de la República Dominicana. Surgieron además pruebas de supuestas reuniones del exprimer ministro con mercenarios para orquestar el asesinato. Luego se desató una ola de detenciones contra agentes policiales que habrían tenido participación en el crimen.

¿Por qué lo mataron?

Debido a que el acribillado presidente de Haití se mantuvo firme contra los oligarcas de su nación, como había manifestado previo a su muerte, con una nación bajo crisis política, económica y social, se entretejieron varias versiones sobre las razones detrás del asesinato.

En una entrevista que le concedió el jefe de Estado a el periódico español El País, Moïse manifestó que una familia ligada al sector eléctrico quería aniquilarlo.

“Controlan los principales recursos del país, que siempre han puesto y quitado presidentes y quieren utilizar la calle para crear desestabilización”, aseguró el asesinado presidente haitiano, al referirse específicamente a un intento de golpe de Estado por parte de empresarios y grupos poderosos de la vecina nación.

¿Una lista de narcotraficantes?

Otra razón por la que supuestamente mataron a Moïse surgió a finales del año 2021. Detrás de la muerte del presidente había un grupo de empresarios y políticos que traficaban con drogas y el primer mandatario estaba preparando una lista con los nombres de esos presuntos narcotraficantes para enviarla para Estados Unidos, según reportes internacionales de prensa que, hasta el momento, tampoco han sido comprobados.

¿Qué se espera ahora?

Aunque las autoridades haitianas actuaron casi al instante para lograr dar con los autores materiales e intelectuales del magnicidio, expertos consideran que, a casi un año de la muerte del presidente haitiano, no habrá mucho como para conocer los reales responsables de asesinar a Moïse.

«Con la debilidad institucional que tiene Haití en estos momentos se dificulta, pero quizás en el futuro se pueda determinar quiénes fueron los responsables de ese hecho», aseguró Juan González, politólogo y experto en Relaciones Internacionales.

Martine Moïse fue la única sobreviviente al ataque de las personas que estuvieron más cerca al primer mandatario haitiano.

Martine Moïse, la viuda con muchas dudas

La única sobreviviente que estuvo más cerca del Presidente cuando lo acribillaron fue su esposa, Martine Moïse, una mujer quedó viuda pero, además, con muchas dudas sobre el fallecimiento de su marido.

Hace casi un año, Martine, quien resultó herida en el ataque, concedió una entrevista al periódico The New York Times y apuntó que “sólo los oligarcas y el sistema podrían matarlo” a su esposo, y añadió que los asesinos de Jovenel no se están escondiendo.

Publicaciones Relacionadas