Becky G: “Como mujer, me dijeron que no iba a funcionar en la música urbana”

gettyimages11451-70e9d18865371490a20a506d50a56d47-900x600

Con 22 años, Becky G puede presumir de contar con una de las carreras artísticas que más ha evolucionado en menos tiempo, desde lanzar al mercado sencillos sueltos hasta estrenar su primer álbum, “Mala Santa”, convertida en uno de los referentes actuales de la música urbana latina.

Precisamente, la llegada de esa primera recopilación de temas, que incluye éxitos demostrados en las pistas de baile como “Mayores” o “Sin Pijama” junto a temas nuevos como “24/7” o el rumoreado “Romance” con Anuel AA, coincidirá con la entrega del premio honorífico a la Evolución Extraordinaria en los Latin American Music Awards.

“Haciendo música urbana, como mujer, muchos me dijeron que no iba a funcionar porque (enumera comentarios)- ‘Las mujeres no venden boletos’, ‘nunca vas a tener tu propia gira, ‘no van a tocar tus canciones en la radio’…”, señala Becky G en una entrevista con Efe.“Pero lo hicimos y aquí estamos”, asegura sonriente.

Y justamente uno de los lugares en los que la artista estará en unas semanas, además de ocupar posiciones en las listas de lo más escuchado, será en el escenario de los MTV EMA -la versión europea de los premios de la cadena musical- donde será presentadora de la gala celebrada en Sevilla (España) y embajadora de la música urbana ante millones de espectadores.

“Es una locura”, sostiene sobre el reto de conducir un evento así, en el que espera hacer algo de “spanglish”. “Soy estadounidense, aunque me identifico como latina. Cuando empecé mi proyecto en español yo no sabía si el publico y la industria me iban a aceptar como uno de ellos”, reconoce la artista de Inglewood, una localidad en los suburbios de Los Ángeles (EE.UU.).

“Aunque desde el principio de mi carrera yo siempre estaba representando mi bandera -afirma-, nomás de ser de Inglewood, una chica de barrio pero también muy orgullosa de tener sangre latina”.

Un vistazo rápido a su carrera demuestra que ha dejado que la sangre latina corra libre por los estudios de grabación, donde ha colaborado con Bad Bunny, J Balvin, Maluma, Anitta, C. Tangana y Thalía, entre otros.