Calentando el aro. Jeffrey Nolasco

Love, Cavaliers y Warriors escribieron historia en la NBA
El pasado miércoles fue un día histórico en cuanto a puntos anotados en un partido en la NBA.
En el choque que Cleveland Cavaliers venció a los Trail Blazers de Portland, el alero de los Kevin Love fijó un récord de más puntos (34) en el primer cuarto de un juego al tirar de 10-8 en el primer periodo desde el área de tres puntos en los primeros 12 minutos del partido.
Cabe señalar que sus 34 tantos en el primer periodo quedaron a solo tres de empatar el récord de más puntos en cualquier cuarto, que es de 37 y está en poder de Klay Thompson, de los Warriors de Golden State, desde 2015. El logró la hazaña en el tercer periodo del partido celebrado el 23 de enero de ese año.
Pues en el choque entre los Warriors de Golden State y los Lakers de Los Ángeles, que dominaron los primeros 149-106, los subcampeones de la NBA impusieron otro récord para su franquicia. Además de repartir 47 asistencias, nueva marca del equipo.
Hornets, una franquicia en ascenso
El conjunto de Charlotte Hornets está en ruta de conseguir por primera vez su segundo pase en año seguido a los playoffs.
Creemos que el equipo propiedad de la ex-súper estrella de la NBA, Michael Jordan no tendrá ningún tipo de problema en lograrlo. Para eso cuentan con jugadores de la talla de Kemba Walker, Michael Kidd-Gilchrist, Nicolas Batum, Cody Zeller, Marvin Williams, Frank Kaminsky, Spencer Hawes, Ramon Sessions, entre otros.
Además de contratar a Roy Hibbert y Marco Belinelli, un tirador de tres puntos que aún puede hacer daño.