Cardióloga alerta sobre muertes de repente; arritmia

Cardióloga alerta sobre muertes de repente; arritmia

La muerte súbita es la aparición repentina e inesperada de una parada cardiaca en una persona aparentemente sana y que se encontraba bien en las 24 horas previas. Su principal causa es una arritmia cardiaca llamada fibrilación ventricular, que hace que el corazón pierda su capacidad de contraerse de forma organizada, aseguró la doctora Elaine Núñez, cardióloga electrofisióloga. Son los especialistas que manejan la energía del corazón.

La víctima de muerte súbita pierde en primer lugar el pulso, y en pocos segundos, pierde también el conocimiento y la capacidad de respirar. Si no recibe atención inmediata, la consecuencia es el fallecimiento al cabo de unos minutos, asegura Núñez.

Puede leer: Peña Mirabal dice que el PRM ganó en Santiago porque el gobierno se mudó en la provincia

Explicaciones

La fibrilación ventricular produce una actividad eléctrica cardíaca caótica que no es capaz de generar latido cardíaco efectivo, por tanto el corazón deja de bombear la sangre, la presión arterial cae a cero y se anula el riego sanguíneo del cerebro y del resto del cuerpo. Núñez asegura que la fibrilación ventricular es muy rara en corazones sanos. En personas mayores de 35 años, la causa más frecuente es el infarto del miocardio.

Los jóvenes

En República Dominicana existe alta preocupación por infartos mortales que llevó a jóvenes a la muerte, explica.

En jóvenes suele estar relacionada con enfermedades cardíacas previas, conocidas o no, que pueden afectar tanto al músculo del corazón (miocardiopatías, entre ellas la más frecuentemente asociada es la miocardiopatía hipertrófica), como a la electricidad del mismo (canalopatía, como el síndrome de Brugada o el síndrome de QT largo).

La profesional aseguró que las víctimas de muerte súbita presentan de manera brusca una pérdida completa del conocimiento y no responden a ningún tipo de estímulo. Pueden tener los ojos abiertos o cerrados, y en seguida, dejan de respirar, asegura.

Si no recibe atención, el color de la piel pierde rápidamente el tono habitual y se torna azul violáceo. La inmensa mayoría de los pacientes que sufren una muerte súbita y no reciben atención médica fallecen en pocos minutos, indica. Existe una medida de tratamiento eficaz: la desfibrilación. Consiste en administrar al corazón una descarga eléctrica controlada con un dispositivo que se conoce como desfibrilador automático externo. Lo que hace este dispositivo es descargar la actividad eléctrica de todas las células del corazón a la vez, se debe reiniciar ‘desde cero’

Publicaciones Relacionadas

Más leídas