Caso Guaricanos: Una noche de diversión que terminó en una tragedia

Caso Guaricanos: Una noche de diversión que terminó en una tragedia

Maura de la Cruz, madre de Alberto.

Por Olga Vergés

Los familiares de los esposos Alberto Florentino y Dania Alexandra Guzmán, ultimados a tiros por un miembro de seguridad de la discoteca Navarro VIP el lunes pasado, clamaron ayer a las autoridades que hagan justicia en el caso en el sector Los Guaricanos.

Maurelis Florentino, hermana de Alberto, explicó que el joven de 30 años, trabajaba con su padre como contratista de pintura y ebanistería, que era de sonrisa alegre y apego familiar. Mientras, sus amigos lo definieron como una persona divertida, que no se metía con nadie ni en problemas.

Al hablar de su cuñada, Dania Alexandra, cuyos familiares viven en Estados Unidos al igual que ella, señaló que tenía 24 años, y estaba de vacaciones en el país para compartir con su esposo y buscar unos documentos personales. Tenía previsto regresar a los Estados Unidos ayer.

Puede leer: Asaltos, robos, desaparecidos y asesinatos: las tareas pendientes de la Policía Nacional

Aunque la pareja todavía no tenía hijos en común, él era padre de cuatro niños, y ella uno.
Respecto al incidente que provocó la tragedia, Florentino contó que Dania le había comentado a su esposo el cambio de una botella que habían pedido, al percatarse que estaba vacía, razón por la que él le reclamó al seguridad del centro y se generó una acalorada discusión.

Al cierre del centro, el seguridad Víctor Manuel Montilla Jerez (el Grande), le disparó a la pareja cuando estos disponían montarse en su motor para salir del lugar. A la agresión sobrevivió Dahiana Guzmán, hermana de Dania.

Los nombres de las víctimas fueron dados a conocer por la Policía Nacional, quien sigue las investigaciones para apresar al culpable de la muerte de la pareja residente en el sector Los Guaricanos.

Un lugareño, que pidió reserva de su nombre, expresó que los hoy occisos discutieron con el seguridad, porque supuestamente le habían robado una bebida y éste le reclamó al portero, generando el fatal desenlace.

Publicaciones Relacionadas