Consultorio de Familia

Consultorio de Familia

Soraya Lara

Pregunta de la lectora: ¿Cómo puedo superar el sentimiento de culpa?

Respuesta de la terapeuta: Para hablar del sentimiento de culpa planteo tres escenarios que aparecen indistintamente.

A la culpa número uno la llamo adaptativa porque cumple un rol familiar y social importante, como por ejemplo, cuando se reconoce que se ha generado daño a otra persona mediante comentarios, reacciones o comportamientos hostiles.

La persona experimenta sensación de culpa y busca reparar el daño que ha provocado, bajo la convicción de que no repetirá ese comportamiento. Pide disculpas, repara y el sentimiento no aparece frente a la persona afectada.

La culpa dos es la que atrapa mediante pensamientos recurrentes que provocan malestar porque se entiende que hay que disculparse una y otra vez, aunque se haya reparado el daño.

Aparecen pensamientos torturadores como: “No debí hacerlo”, “Por qué lo dije”, “Qué más puedo hacer”, entre otros. Son personas que llegan a perder el sueño por pensamientos rumiativos de autoinculpación.

La culpa tres es la que se impone desde afuera, aparece cuando otra persona hace creer que lo que le sucede es responsabilidad suya exclusivamente. Lo repite una y otra vez como un disco rayado hasta que la persona termina convencida de que es culpable.

Le invito a evaluar, identificar y superar la culpa.

La primera se supera con pedir disculpas y reparar. La segunda y la tercera son distorsiones cognitivas que no se apegan a la realidad.

Cuando aparezca el sentimiento de culpa, evalúe lo que siente, piensa y hace. Haga comparaciones entre sus suposiciones y la realidad. ¿Cuándo aparecen estos pensamientos?

Publicaciones Relacionadas

Más leídas