El Peña Gómez que el periodista Leo Hernández conoció desde niño

El Peña Gómez que el periodista Leo Hernández conoció desde niño

José Francisco Peña Gómez

Cuando el fallecido periodista, analista y estratega político Leo Hernández tenía ocho años de edad conoció, por esas casualidades de la vida, a José Francisco Peña Gómez, uno de los líderes políticos más importantes del país.

Se acercaba el final del agitado 1961, cuando Peña llegó a la casa número 87 de la avenida Independencia esquina Cervantes, en el sector Gascue de la Capital, junto a Sacha Volman, un ciudadano americano de origen rumano -se dice, agente de la CIA- y a quien el expresidente Juan Bosch conoció durante su exilio por la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo.

Luego, Bosch invita a Volman a sumarse a los estrategas de su partido, el Revolucionario Dominicano (PRD) y a radicarse en el país. Al asumir el poder, el 27 de febrero de 1963, lo designa asesor de la Presidencia.

Puede leer: Hace 184 años se fundó la sociedad secreta La Trinitaria

El niño Leo no ocultó asombro alguno al ver a ese hombre de piel tan oscura, tonalidad que se acentuaba aún más al lado del caucásico Volman.

El dueño de la casona era el empresario don Federico Gerardino, fundador del Santo Domingo Country Club.

Leo vivía en la parte trasera de la casa. Su padre, Vidal Hernández, era el jardinero y cuidador. Su madre, María Crecencia de la Rosa, ayudaba en labores domésticas.

Ya don Federico había fallecido, y una de las condiciones de sus deudos, para el alquiler, era que la familia Hernández- De la Rosa se quedara, como gesto de agradecimiento.

En ese momento, el padre de Leo, con un manojo de llaves en manos, mostró la casa. Peña y Volman la alquilaron.

Allí se instaló el Centro Internacional de Estudios Sociales (CIES), que era un instituto de formación política creado por el PRD, organización que tenía su Casa Nacional en El Conde 13, frente al parque Colón, relató Leo, durante una entrevista concedida al periodista Fernando Quiroz, en 2017, año de su muerte.

La amplia propiedad se convirtió en un local ‘ad hoc’ para la campaña del 1962, en la Casa Nacional del PRD, y cuando Bosch funda el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), en la Casa Nacional de su segunda agrupación política, hasta el sol de hoy.

Es, entonces, cuando comienza a sellarse la relación afectiva -casi familiar- entre el político Peña Gómez, ya secretario general del PRD, con Leo. Previo, Peña había sido secretario de Prensa y Propaganda y director de Tribuna Democrática.

Leo se acercó más a la familia de Peña después del derrocamiento de Bosch, el 25 de septiembre de 1963. Este líder de masa vivía en Villa Francisca (calle Barahona), y decide mudarse a la parte de arriba de la Casa Nacional del PRD, con su primera esposa, Julia Idalia Guaba (Lala) e hijos, José Frank, Tony y Luchy.

“Con José Frank y Tony, como erámos muchachos, jugábamos en el patio, debajo de la famosa mata de limoncillo”, recordó.

Narró que Domingo, un hermano de Peña, casó con Esperanza, una prima de su mamá.

A los 16 años, Leo viaja a Costa Rica a formarse en política. “El PRD: (Peña y Rafael Alburquerque, exvicepresidente de la República) me envían, gracias a las relaciones con la Internacional Socialista”.
Peña y Volman, reveló, “me gestionaron mi primera visa a Estados Unidos”. “Volman me envió con un sobre sellado donde el agregado político de la embajada. Él hizo algunas preguntas”… dijo Leo.

El líder que No pudo ser presidente del país

Peña se preparó políticamente para ser presidente, manifestó Leo. ¿Por qué no pudo? Quiroz, preguntó, “Por obra y gracia de Joaquín Balaguer”, afirmó.

Un político ingenuo

Peña fue un hombre bueno, de buen humor y un político ingenuo, continuó diciendo este analista, consideración que afianzó con el relato de un hecho en el que tuvo una activa participación: -“Para las elecciones presidenciales de mayo de 1996, Peña y Leonel Fernández se enfrentaban. Balaguer mantenía un apoyo tímido hacia su candidato, Jacinto Peynado. Unos 30 síndicos y legisladores reformistas me pidieron un acercamiento, iban a apoyar a Peña. Èl se negó. ‘No podía hacerle eso a Balaguer’…

¿Conclusión? Balaguer bajó raya, firma con Bosch el Pacto por la Democracia. Peña pierde la Presidencia. Leonel, entra a escena.

Publicaciones Relacionadas