Esclavos en Puerto Plata durante la España Boba

Esclavos en Puerto Plata durante la España Boba

La España Boba

Por: Juan Espósito Rodríguez

1-9

Tal como en la Epístola de Pablo a Filemón se pone de manifiesto el adoctrinamiento del esclavo Onésimo de manos del apóstol San Pablo, en el libro primero de bautismos de la parroquia San Felipe de la ciudad de Puerto Plata convergen dos herencias milenarias: la religión católica apostólica romana, obedeciendo sus hojas a la inscripción del rito de purificación por agua, génesis de la vida sacramental cristiana, y la esclavitud, institución que, a poco más de dos siglos de su abolición, ha dejado una huella indeleble en el devenir de nuestra historia patria.

Con una extensión de 170 folios, dicho tomo abarca el periodo de la España Boba, iniciando sus primeros asientos el 21 de enero de 1811 de manos del presbítero Vicente de Luna y Tura. Posteriormente, el curato de la parroquia pasó a manos fray Vicente Antonio Peniche y luego al sacerdote doctor Manuel González Regalado Muñoz, quien certificó su clausura el 8 de mayo de 1821.

En el estudio de sus centenarias actas sale a relucir la instrumentación de 59 partidas bautismales de interés en torno al proceso de la esclavitud dentro de la sociedad puertoplateña.

De estas, identificamos 42 que no alteraban la condición de servidumbre del esclavo, resaltando tres parejas de esclavos unidos por el lazo matrimonial y sobresaliendo un caso singular de cónyuges con propietarios distintos, así como la condición de cinco patronos como padrinos de los bautizados.

Además, los bautismos de cuatro adultos, una joven por encima de la edad de la primera infancia, previamente instruidos en los misterios de la fe y doctrina cristiana, y un bautismo llevado a cabo in articulo mortis.

Instituto Dominicano de Genealogía

Publicaciones Relacionadas