Exintérprete de Shohei Ohtani, acusado de robar 16 millones de dólares

Exintérprete de Shohei Ohtani, acusado de robar 16 millones de dólares

Las autoridades federales acusaron el jueves al ex intérprete de la estrella de los Dodgers de Los Ángeles, Shohei Ohtani, de fraude bancario federal, alegando que robó más de 16 millones de dólares de la sensación japonesa para cubrir apuestas y deudas de juego.

El intérprete Ippei Mizuhara, una presencia constante junto a Ohtani en los estadios de béisbol de todo el país desde 2018, abusó de la confianza del jugador bidireccional en él y aprovechó la barrera del idioma para saquear una cuenta bancaria a la que solo él podía acceder, dijeron los fiscales.

El fiscal federal Martín Estrada dijo que Mizuhara estaba tan entrelazado en la vida y la carrera de Ohtani que se convirtió en el «mánager de facto» de la estrella. El papel le permitió retirar dinero de la cuenta, a veces mintiendo y haciéndose pasar por Ohtani ante empleados del banco, para financiar su «apetito insaciable por las apuestas deportivas ilegales«.

Puede leer: ¡Pandemia de lesiones! Alarma cantidad de molestias en los brazos de los lanzadores

El anuncio del jueves, en una concurrida conferencia de prensa en el centro de Los Ángeles, puso fin a semanas de especulaciones sobre los problemas de juego admitidos por Mizuhara, la amplia investigación federal y el papel de Ohtani en el escándalo.

Estrada dijo que no hay evidencia de que Ohtani estuviera al tanto de las acciones de su intérprete, y agregó que Ohtani ha cooperado con los investigadores.

«Quiero enfatizar este punto: el señor Ohtani es considerado una víctima en este caso», dijo.

La denuncia penal, que detalla el esquema a través de mensajes de texto, registros financieros y grabaciones de llamadas telefónicas, mostró que incluso Mizuhara sabía que el juego había terminado.

En un mensaje a su casa de apuestas ilegal el 20 de marzo, el día en que Los Angeles Times y ESPN dieron la noticia de la investigación, escribió: «Técnicamente le robé. Todo ha terminado para mí».

Mizuhara enfrenta hasta 30 años en una prisión federal si es declarado culpable de un solo cargo de fraude bancario. Su abogado, Michael G. Freedman, declinó hacer comentarios el jueves. Es probable que la primera comparecencia de Mizuhara ante un tribunal federal se produzca esta semana.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas