Familiares no han sepultado cadáver en espera de resurrección

Familiares no han sepultado cadáver en espera de resurrección

Una familia de evangélicos  se niega a sepultar  el cadáver de Joneivi Núñez, quien falleció hace 10 días pero sus allegados se mantienen a la espera de su resurrección.

Según los familiares del hombre que habría fallecido a causa de un edema pulmonar, Dios le habría revelado antes de su deceso que para cumplirle todas sus promesas debía de morir y que luego sería levantado cual Lázaro en la Biblia.  

El cadáver está encerrado en la casa donde vivía en la comunidad de Valiente, Boca Chica y hasta el momento no existen planes entre sus parientes de enterrarlo, pues aseguran que el cadáver está intacto y que no presenta señales de descomposición.

Piden intervención de Salud Pública

El suceso mantiene preocupada a la comunidad y a miembros de la  junta de vecinos de Valiente, quienes entienden que esa situación podría provocar algún tipo de enfermedades entre los lugareños.

«Pedimos a las autoridades de Salud Pública, a un médico legista que venga a presenciar este suceso, que puedan determinar las causas de su fallecimiento  y proceder a enterrarlo.  Aquí viven niños pequeños, eso podría crear un problema de salud», denunció uno de los lugareños.  

Le podría interesar: Carolina Mejía reacciona tras victoria en elecciones municipales

Publicaciones Relacionadas

Más leídas