Haití, la nación más pobre del continente, batalla por sobrevivir

Haití, la nación más pobre del continente, batalla por sobrevivir

Hambruna, crisis política, elevados niveles de inflación, escasez de combustibles y el asedio de las pandillas, son solo algunos de los males que golpean a Haití, la nación más pobre del hemisferio. 

El país que junto a República  Dominicana, comparten la isla de La Española, tiene una realidad político-social muy distinta a su vecino del este.

El intelectual e investigador estadounidense Danny Shaw se encuentra en Haití realizando investigaciones, en una entrevista  telefónica con Hoy Digital expone:

«Aquí la gente trata de sobrevivir de cualquier forma, no es fácil conseguir un plato de arroz con carne o de víveres, que suele costar entre 500 y 700 gourdes.  Muchos haitianos venden artículos  en las calles, otros trabajan construcción, labores agrícolas y una gran parte de la población depende del dinero que le envían del extranjero; las remesas».

La remesa es uno de los renglones económicos más importante del país caribeño, la mayor parte provienen de Estados Unidos  y República  Dominicana.

Un estudio del Banco Interamericano  de Desarrollo (BID) publicado  en 2023 resalta que Haití recibió remesas por valor de 1,616.8 millones de dólares desde República Dominicana en los últimos dos años y medio. La tasa de cambio de gourdes por dólar  estadounidense actualmente se cotiza a 131.67 por 1.

Edwin  Paraison,  exconsul  de Haití  en RD explica que fruto de la inflación en la antigua colonia francesa; todo es muy caro, desde los artículos  de primera necesidad hasta los insumos y combustibles. 

Puerto Príncipe, una ciudad de refugiados

En opinión  de Shaw, Puerto Príncipe, la capital haitiana es una ciudad  de refugiados, muchos amanecen amontonados en parques, en plazas abandonadas y hasta en estadios.

Danny Shaw, profesor de CUNY.

«Muchos haitianos no tienen donde vivir y al dormir en grupos, se protegen también  de las pandillas. Las gangas  se reparten los bloques y barrios de la capital», enfatiza el catedrático de la Universidad Pública de Nueva York (CUNY) por sus siglas en inglés.

El intelectual oriundo de Boston, Massachusetts, señala que muchos de los niños que quedaron huérfanos tras el terremoto de 2010, hoy son líderes de bandas o simplemente pandilleros, fueron dejados a su suerte, ni el Gobierno ni las instituciones privadas le brindaron  la ayuda  necesaria  para alejarlos  de las calles.

El conflicto armado

Desde julio de 2021, fecha en la que asesinaron al presidente Jovenel Moise, la violencia se ha incrementado, las pandillas han tomado el control de las calles de Puerto Príncipe y otras ciudades,  miles de haitianos se han visto obligados  a dejar sus hogares  para convertirse  en refugiados.

«Las bandas tienen gran armamento militar que se sobreentiende  proviene  de Estados Unidos. Los líderes de pandillas son especie de Robin Hood, el legendario ladrón británico que era muy querido por los pobres porque  repartía parte del botín»,  asegura él analista  de RT  y TeleSur.

La espera de un mesías

Al igual que en todas las naciones empobrecidas, los nacionales de la tierra de Toussaint y Dessalines están muy divididos, sus objetivos  no parecen ir más allá del día a día, de la lucha  por sobrevivir. Sin embargo, expertos en geopolítica consideran que podrían unificarse en torno a un líder, figura mesiánica o por  una causa.

Río Masacre

«En los días que llevo aquí, he notado que muchos están muy unificados  en torno a la construcción del canal del río Masacre, pareciera que eso le levanta el honor, el orgullo patrio», opina el profesor Shaw.

El regreso del exsenador y líder rebelde Guy Philippe y su llamado a desobedecer  el Gobierno de Ariel Henry, ha generado gran apoyo popular y durante la tarde del lunes logró  movilizar ciudades como Juana Méndez, Jererie, Petit Goave, entre otras.

Al ser preguntando sobre el liderazgo de Philippe, Edwin Paraison explica: «la gente está desesperada,  eso lo hace aferrarse a ese tipo de líderes».

Publicaciones Relacionadas

Más leídas