Incendios en Bayahíbe, una reflexión por el bien del turismo y la comunidad

Incendios en Bayahíbe, una reflexión por el bien del turismo y la comunidad

Cristian Mota.

El 14 de noviembre, se registraron incendios en el distrito municipal de Bayahíbe con pérdidas millonarias en los hoteles Be Live Collection Canoa y Catalonia.

Agradecemos a Dios que no hubo víctimas humanas ante la gran magnitud del siniestro, pero se evidenció la necesidad de que los equipos de emergencias, principalmente de los bomberos, funcionen sin contratiempos.

Sabemos que los recursos asignados a los bomberos salen del presupuesto de los ayuntamientos, sin embargo, en el caso de Bayahibe y otras demarcaciones, que son importantes polos turísticos que generan miles de millones de pesos, gran parte de la población no percibe acciones a su favor acorde con esos resultados económicos.

Puede leer: Remozamiento de playas, un paso al desarrollo del turismo sostenible 

Para ser específico, y refiriendo los ingresos por cada turista que ingresa, por ejemplo, por la isla Saona, donde se estiman en casi 4 mil millones de pesos  anuales, es penoso que tras esa peligrosa situación que ocurrió, el alcalde Enriquillo Luis Brito denunció que se necesita un camión de bomberos.

Esta no es la primera vez que un caso así se registra en Bayahíbe y en otros puntos turísticos del país, lo que hace imprescindible que esas zonas y todo el país posean equipos de emergencias modernos para enfrentar desastres naturales o accidentales.

Para sofocar el incendio, los bomberos de Bayahíbe recibieron apoyo de sus colegas de La Romana, San Rafael del Yuma y Bávaro-Punta Cana, una valiosa intervención que evitó mayores consecuencias.

Este episodio debe llamar a reflexión a las autoridades y los empresarios del sector, pues hay un marcado contraste entre la categoría de país líder en turismo en la región y que persistan carencias de servicios básicos y de emergencias que limiten responder con eficiencia a eventos como ese incendio en Bayahíbe.

Publicaciones Relacionadas