La corrupción atrapada en las mañosas redes legales

La corrupción atrapada en las mañosas redes legales

Fabio Herrera Miniño.

Los expedientes que están siendo evacuados por los fiscales anticorrupción están formando un montón de casos paralizados llenos de defectos que no cruzan los linderos para una adecuada presentación legal en los tribunales. Y así será cuando se llegue al caso de establecer culpables de quienes, en la administración anterior, abusaron y arrasaron, según los fiscales y la opinión pública, con el patrimonio nacional.

La notable cantidad de expedientes y bautizados por los fiscales como bien blindados con abundantes pruebas y nombrados según la fauna marina se le están cayendo frente al país. Están dejando una sensación de que esos profesionales les quedó grande la encomienda para limpiar el nombre del país con tantos desfalcos denunciados.

Los casos de corrupción que se le vendieron al país como bien blindados parece que no fue así. Y es que la más destacada funcionaria de verbo fácil y agresivo se ha encargado de arremeter contra los demás segmentos judiciales. Parece que con un diccionario en la mano recurre a un listado de sinónimos para aplastar a sus colegas rivales o a los acusados arropados en un lenguaje avasallante asustando a sus oponentes en el bando de los jueces. Estos están siendo ya bautizados como renegados para que en el país se descarte un sistema de consecuencias contra quienes han desfalcado el tesoro nacional.

Puede leer: Caso Omsa: Tribunal atribuye faltas legales al Ministerio Público

Ya ha transcurrido mucho tiempo de los casos blindados en el asador legal de los tribunales, tan solo uno es que se ha llevado para su discusión en el tribunal. No era tan solo el blindaje de un voluminoso expediente, que con más de 10 mil folios, ha asustado a los jueces que parece han encontrado los defectos en una palabrería que quizás por la inexperiencia ha llevado a los fiscales a cuidarse y hacer lo imposible de seguir esos expedientes, y como ya se están viendo comienzan a revisarse para ver si la sustancia es coherente y suficiente para merecer un juicio de fondo y no que el blindaje haya sido tan solo de cartón.

Los fiscales han sido selectivos con los expedientes. Tan solo han recurrido a los casos protagonizados en la administración anterior quedando relegados casos mucho más escandalosos cometidos en los primeros doce años del siglo XXI. Y como van las cosas con tantos casos a investigar no dará abasto este período constitucional. Y los tribunales no se han sumergido en ningún expediente del periodo 2004 al 2016, quedando en el limbo los casos anteriores que escandalizaron al país.

Además los jueces y fiscales les encanta oírse cuando en abultadas ruedas de prensa le dan rienda suelta a sus emociones verbales. Eso es una de las primicias para los que asistirán luego a esos maratónicos juicios proporcionando desde ya el material que son las delicias de los reporteros, asegurando que sus noticias serán llevadas a las primeras impresiones de los medios digitales de moda.

Tendrá que hacerse una revisión de la estrategia que la suprema procuradora de la justicia que esta en su olimpo lejos del bien y del mal solo orientando para dejar que sus aguerridos asistentes con su fogosas lenguas bañen con sus epítetos a los que ya quisieran ver en alguna de aquellas abominables ergástulas de la dictadura en donde los convictos salieron marcados de por vida.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas