La rehabilitación: un aliado de la recuperación efectiva

La rehabilitación: un aliado de la recuperación efectiva

La rehabilitación puede necesitarse a cualquier edad, incluso en recién nacidos.

Se desarrolla en el contexto de un equipo multidisciplinario encabezado por el médico rehabilitador o fisiatra, quien sirve de engranaje entre los demás profesionales

La rehabilitación es definida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), como “un conjunto de intervenciones encaminadas a optimizar el funcionamiento y reducir la discapacidad en personas con afecciones de salud en la interacción con su entorno”.

El objetivo primario es mejorar la función y la calidad de vida de los pacientes. La rehabilitación, como servicio de salud, tiene alcance transversal; esto quiere decir que es de utilidad para personas de todas las edades, desde recién nacidos hasta adultos mayores.

Cualquier persona puede necesitar rehabilitación en algún momento de su vida, como consecuencia de lesiones, cirugías o enfermedades que limiten la función e independencia.

La rehabilitación trasciende la división “aparatológica” de las especialidades médicas tradicionales, al enfocar su visión integral y objetivos al paciente y su función particular. Desde la medicina de rehabilitación se busca la recuperación de lesiones músculo –esqueléticas, neurológicas, cardíacas, pulmonares, durante y luego del tratamiento de cáncer, amputaciones y condiciones que produzcan encamamiento prolongado.

Es por esto que la OMS considera la rehabilitación parte esencial de la cobertura sanitaria universal. A nivel mundial se ha identificado que hasta 2,400 millones de personas poseen alguna afección de salud que se beneficia de los servicios de rehabilitación; estimándose que estas cifras seguirán en incremento, como consecuencia del aumento en la expectativa de vida.

Le invitamos a leer: Estas son las mejores formas de cuidar tu piel y mantenerla sana

La rehabilitación se desarrolla en el contexto de un equipo multidisciplinario, encabezado por el médico rehabilitador o fisiatra, quien sirve de engranaje entre los demás profesionales de la salud que se sumarán al equipo, dependiendo de las necesidades particulares de cada paciente.

Entre estos profesionales de la salud destacan los terapeutas físicos, terapeutas ocupacionales, terapeutas del habla y deglución, ortesistas, enfermeras, psicólogos, nutriólogos, asistentes sociales, entre otros. Brinda opciones de tratamiento en pro del bienestar integral, inclusión social e independencia.

Preguntas frecuentes

  1. ¿Por qué es importante la rehabilitación?
    Porque es la rama de la medicina que ayuda a recuperar capacidades y previne complicaciones, pues posee un enfoque integral, que nos permite alcanzar la mejor función y calidad de vida.
  2. ¿Necesito que otro especialista me evalúe para consultar con un médico rehabilitador?
    No, existe un entendido de que el médico rehabilitador o fisiatra solo ve pacientes referidos; pero como médico especialista tiene la capacidad de evaluar, diagnosticar y tratar pacientes desde cero.
  1. ¿Cuál es la formación de un médico rehabilitador o fisiatra?
    En orden cronológico, la formación en nuestro país es como sigue:

• Medicina General (5-7 años)
• Internado de medicina (1 año)
• Pasantía de ley (1 año)
• Especialidad médica (4 años)
• Fellowships opcionales: electrodiagnóstico, medicina del dolor, medicina deportiva, pediátrico, trauma craneoencefálico, neuromuscular, etc. (tiempo variable)

Puede leer también: Espinaca, cinco razones para consumirla

Más leídas