Las mayores sorpresas en la historia de la Copa Mundial

Las mayores sorpresas en la historia de la Copa Mundial

La Copa Mundial de Futbol es el hogar de uno de los eventos deportivos más importantes del mundo. Este histórico torneo es propenso a ofrecer resultados inesperados y victorias sorpresivas.

Cada Copa del Mundo generalmente tiene al menos una sorpresas y dichos encuentros son muy recordados por los fanáticos y expertos del mundo del futbol.

Le puede interesar: ¿Ronny Mauricio para MVP? Los números le favorecen

Arabia Saudita 2 – Argentina 1 (Qatar 2022)

Arabia Saudita sorprendió al mundo al frenar al equipo dirigido argentino liderado por la estrella Lionel Messi y el entrenador Lionel Scaloni.

Los goles de Saleh Alshehri y Salem Aldawsari en un lapso de cinco minutos en la segunda mitad dieron la victoria a los saudíes. Argentina tomó una ventaja temprana con un penal de Messi en el minuto 10.

La racha invicta de 36 partidos de Argentina terminó en el Lusail Stadium en la quinta -y probablemente última- Copa del Mundo de Messi. El resultado les impidió igualar el récord internacional anterior de 37 partidos invictos en poder de Italia, informó Reuters.

Estados Unidos 1 – Inglaterra 0 (Brasil 1950)

Puede haber sido la mayor sorpresa futbolística de todos los tiempos, un partido de la Copa Mundial tan sorprendente que fue apodado retroactivamente el «The Miracle on Green».

El equipo de Inglaterra en ese momento, conocido como los «Reyes del fútbol», contaba con un récord de 23 victorias, cuatro derrotas y tres empates en los años transcurridos desde que terminó la Segunda Guerra Mundial.

Los 30.000 brasileños en las gradas se volvieron locos, sabiendo que una derrota británica podría ayudar a su propio equipo a tener mejores resultados en el torneo.

El delantero Joe Gaetjens anotó el gol decisivo para Estados Unidos.

Corea del Sur 2 – Italia 1, (Corea-Japón 2002)

En cuanto a las posiciones finales de los últimos Mundiales, el cuarto puesto conseguido por Corea del Sur en Corea-Japón 2002 es de lo más llamativo, tratándose de una selección que hasta entonces había disputado 12 partidos en la Copa del Mundo y no había podido ganar ninguno.

Dirigidos por el entrenador neerlandés Guus Hiddink, los surcoreanos confiaban en la gran condición física de su equipo y en el masivo apoyo de sus fanáticos para tratar de llegar lo más lejos posible en su Mundial.

En octavos de final, los locales tenían enfrente a Italia, un equipo que a pesar de que llegaba como uno de los candidatos y era el vigente subcampeón europeo.

El gol de oro de Ahn Jung-Hwan a los 116 minutos para ser la segunda selección asiática en la historia en entrar entre los ocho mejores de una Copa del Mundo.

Alemania Occidental 3 – Hungría 2 (Final Suiza 1954)

Hungría estuvo imparable. No había duda de que Hungría era el equipo a vencer en la Copa Mundial de 1954. En solo cinco partidos, anotaron un récord del torneo de 27 goles.

Pero no pudo ganar su primer trofeo de la Copa del Mundo.

Los alemanes occidentales aún no habían ganado un título de la Copa Mundial en 1954 y solo recientemente habían sido reintegrados por la FIFA después de la Segunda Guerra Mundial.

Hungría anotó dos veces en los primeros ocho minutos de la final para tomar una ventaja de 2-0. Parece que se producirá sería un victoria decisiva.

Alemania Occidental tenía esperanzas cuando Max Morlock respondió en el minuto 10. Helmut Rahn anotó el gol de la victoria para hacer el 3-2 en el minuto 84 después de haber igualado en el minuto 18.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas