¿Les digo Algo?

¿Les digo Algo?

NEXCY D’LEÓN

Marina es mi nieta, un manojo de ternura de cinco meses de edad que va de brazos en brazos tocando corazones con su gracia inocente, su tierna sonrisa y sus bellos ojos negros como el azabache.

Ella nos ha inscrito en el club de los abuelos y nos ha dado el placer del “abueleo”, deliciosa experiencia de la que nos contaban nuestros amigos y parientes.

No existe un ser más tierno ni al mismo tiempo más indefenso que una niña o un niño. Es la miniatura de la mujer y el hombre de este mundo.

Dependen de su madre y su padre, de los familiares y la sociedad que debe velar para que se desarrollen en un ambiente propicio, seguro, con amor y necesidades cubiertas, sin embargo, la realidad universal es otra.

Cuán numerosas son las carencias que no le permiten vivir o desarrollarse a los niños. Mirando a Marina sentimos el impulso de continuar luchando por un mundo mejor para las niñas y niños.

Queremos que Marina, las niñas y los niños de las Antillas, de América Latina y de todo el planeta crezcan protegidos, por eso reclamamos a los adultos terminar con las injusticias y las inequidades. Construyamos una sociedad mejor.

¡Gracias Laurita por traernos a Marina!

Más leídas