Los médicos y el Gobierno deben ponerse de acuerdo

Los médicos y el Gobierno deben ponerse de acuerdo

A pesar de la hostil e injustificada barrera policial contra la marcha de los médicos antier y de la reciedumbre con que se enarbolan demandas, todavía queda espacio para la búsqueda constructiva de un entendimiento entre la dirigencia gremial y la gubernamental.

El Estado ha sido un proveedor diligente para los mecanismos de salubridad y su falta de reticencia en gastos para enfrentar la pandemia del coronavirus constituyó un respaldo al primordial y airoso protagonismo de los profesionales de la medicina y de la enfermería que no le han fallado al país en cruciales momentos. Son pues, muy capaces de coincidir y compartir honores.

Desde el Palacio Nacional, a cuyos umbrales les fue impedido llegar a los médicos, el poder extendió un ramo de olivo con expresiones de acogida incondicional a los reclamos de la contraparte que consagradamente vela por la salud de muchos dominicanos.

Aun cuando parezcan sustentar criterios diferentes sobre la forma de llevar el funcionamiento de los hospitales, incluyendo el aspecto administrativo, a niveles de excelencia, las posiciones de ambos solo les son conocidas recíprocamente a grandes rasgos.

Falta contrastar y estudiar a fondo los detalles para trazar, de común acuerdo, un rumbo positivo al sistema de salud.

La buena disposición del sector oficial permite un reencuentro favorable a la nación. Por eso saludamos que se haya reanudado el diálogo entre médicos y el Gobierno.

Le invitamos a leer: Colegio Médico Dominicano llega a un acuerdo con el Gobierno

Publicaciones Relacionadas

Más leídas