Los Rosario, Mantequilla y Jairo González: depósitos de confianza que terminan en los tribunales

Los Rosario, Mantequilla y Jairo González: depósitos de confianza que terminan en los tribunales

En la República Dominicana en menos de un año se han destapado tres casos que tienen un denominador común: supuesta estafa. Y es que unas 2,000 personas, si se suman todas las presuntas víctimas, se han quejado ante las autoridades judiciales por haber depositado millones de pesos junto a la «buena fe» a personas que no habrían cumplido con lo que inicialmente pactaron.

Venta de terrenos y otros bienes, hipoteca de casas, préstamos personales, son algunos de los métodos que muchos ciudadanos usaron para poder conseguir el dinero con la esperanza de multiplicarlo en manos de terceros.

A continuación un recuento de los tres casos más importantes de supuesta estafa que en menos de 12 meses han sido noticia.

La familia Rosario

A mediados del año 2022, un hecho que muchos consideraron sin precedentes en el país fue portada en casi todos los diarios de circulación nacional: una promesa de una herencia multimillonaria por parte del abogado Johnny Portorreal Reyes a miles de personas de apellido Rosario.

¿Cuál fue la versión de Portorreal? El abogado aseguró a uno de los ancestros de esa familia tenía una mina de oro en la República Dominicana, lo que representaría una herencia de más de 13 mil millones de euros, pero que estaban en Suiza y España y ese dinero había que gestionarlo.

Por el hecho fueron señaladas otras tres personas. La acusación llegó sólo de parte de 283 personas pero se cree que el número es superior.

«Los acusados les dijeron a sus víctimas que los recursos que les estaban requiriendo y que les cobraban a través de la empresa La Central del Derecho LPR, tenían la finalidad de realizar trámites para su registro como herederos de los señores Celedonio Rosario y María del Rosario (fallecidos)». Así detalló el Ministerio Público sobre el modus operandi del supuesto entramado que habría liderado el abogado Portorreal.

Le puede interesar: Lo que dijo el director de la maternidad de Los Mina el día que se robaron la niña

El principal imputado fue arrestado en Boca Chica luego de varios meses sin conocerse su paradero. El caso sigue en los tribunales, pero mucha gente, de apellido Rosario, continúa creyendo en la promesa de Portorreal.

Muchos pagaron entre 15 mil y 24 mil pesos al abogado para la «gestión de la herencia».

Mantequilla

Quizás el tema que por varias semanas estuvo en tendencia en la República Dominicana, por encima de muchos otros de interés nacional, fue el caso de Wilkin García Peguero, mejor conocido como Mantequilla.

El origen del caso tuvo que ver con un video en el que se ve a Mantequilla lanzar dinero desde una casa en un segundo nivel en Sabana Grande de Boyá, municipio de la provincia Monte Plata.

A esto, y por reportes que había tenido, el superintendente de Bancos de la nación, Alejandro Fernández W. alertó a la ciudadanía sobre no dejarse engañar por personas y empresas que no están debidamente regularizadas por la Superintendencia de Bancos.

Inicialmente se reportaron unas 600 supuestas víctimas de Mantequilla, quien usó su empresa llamada 3.14 Inversiones para invertir el dinero de la gente que también creyó en él a cambio de ganancias en poco tiempo.

Se informó de personas que también, como otros casos, tomaron préstamos y vendieron bienes para invertir en la empresa de Mantequilla, cuyo sistema, según las autoridades monetarias del país, está basado en el sistema Ponzi.

Igual que Portorreal, Mantequilla fue arrestado en el mismo Palacio de la Policía Nacional cuando iba a dar unas declaraciones sobre los señalamientos en su contra. El vocero de la uniformada, Diego Pesqueira, dijo a la prensa que la medida respondía a varias órdenes de arresto para el presidente de 3.14 Inversiones.

El órgano acusador solicitó que a Mantequilla le impongan un año de prisión preventiva. Además, pidió lo establecido en el artículo 243 del Código Procesal Penal, consistente en la suspensión de las operaciones comerciales que realiza la empresa, hasta tanto concluya con la investigación.

El «hombre de la fórmula mágica», como también se le conoce, fue acusado no sólo de estafa sino de amenaza de muerte. El caso sigue en los tribunales.

Jairo González

Aunque el caso Jairo González no ha llegado a los tribunales, existe una denuncia formal depositada en la Procuraduría General de la República de 50 personas que alegan fueron víctimas de estafa por parte de la empresa Harvest Trading Cap, cuyo presidente es el citado joven que se autodefine como un experto en inversión, bolsa de valores y criptomonedas.

Según las propias presuntas víctimas, González no se compara con Mantequilla. Podría ser uno de los casos de supuesta estafa más grandes de la República Dominicana en los últimos años.

Uno de los denunciantes reveló a este diario que el monto que debe el también llamado «pastor de las criptomonedas» supera los 20 millones de dólares. Dinero que está diseminado en casi toda la geografía nacional en personas que, como a Mantequilla y a Portorreal, depositaron su confianza y miles de dólares de manera particular para que González les devuelva ganancias que en principio eran de 30 % de lo invertido.

De su lado, la empresa emitió su posición y explicó que «lo que tiene inició legalmente tiene que terminar legalmente». Y habla personalmente González, en un video que publicó en su cuenta de YouTube para sus inversionistas, en el que alegó que durante más de cuatro años en diferentes áreas financieras las cosas fueron cambiando.

«Han ocurrido bastante circunstancias, hay cosa que se han salido de nuestras manos y, por lo tanto, nuestro deber es pedirles disculpa a todos si en algún proceso no ha sido atinado para ustedes. Quiero que sepan que aunque no me sientan, día tras día seguimos trabajando junto a nuestro equipo en las soluciones pertinentes para cumplir con el propósito que es bendecir vidas y construir sueños», inició González con su mensaje.

En ese orden, el presidente de Harvest Trading Cap, a cuyas demandas de sus inversionistas llamó «inquietudes», serán respondidas de manera legal, ya que el pasado año la entidad no pudo concretizar sus proyectos pautados, lo que degeneró en pérdidas que ha tenido un impacto en sus clientes que depositaron su dinero en la empresa.

La advertencia de las autoridades

En un comunicado distribuido a la prensa, de la Superintendencia de Bancos de la República Dominicana, dijo a la ciudadanía que las entidades que están reguladas se encuentran disponibles en la sección Registro del Mercado de Valores en su página web, para que el público pueda consultar cuáles son esas instituciones que sí están legalizadas, y advirtió no invertir en empresas que no están reguladas.

  • El artículo 405 del Código Penal dominicano define como culpable de cometer una estafa a la persona que, valiéndose de nombres y calidades supuestos o empleando manejos fraudulentos, den por cierta la existencia de empresas falsas, de créditos imaginarios, o de poderes que no tienen, con el fin de estafar el todo o parte de capitales ajenos, haciendo o intentando hacer, que se les entregue o remitan fondos.

Javier Herrera

Javier Herrera

Periodista. "No conoces a una persona hasta que sudas con ella". Proverbio amish.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas