Manchas en los dientes de mi bebé, ¿por qué?

Los niños que tienen estas afecciones en los dientes sufren generalmente “b u l lying” de sus compañeros

Los dientes temporarios o de leche son mucho más blancos que los permanentes; el esmalte, que es el tejido exterior de las piezas dentarias, es transparente, deja que se muestre el color de la dentina, la cual es más oscura o amarilla en los adultos.
Se nota mucho el contraste de un diente temporario al lado de un permanente.
Las madres generalmente son las primeras en identificar una mancha o condición anormal en un diente de su bebé, ya sea una mancha, una deformación o mal posición, entre otras.
Esta condición puede darse al momento de la erupción dentaria.
Las más comunes son blanquecinas, y pueden estar relacionadas con desmineralización y otras a factores internos de la formación del diente.
La primera medida a tomar es visitar al odontopediatra, que diagnosticará la situación y realizará el tratamiento en conjunto con los padres.

Las manchas debidas a desmineralización son precursoras de caries dental, por lo tanto el odontopediatra es la persona indicada para tratarlas; ya sea desde la remineralización del área hasta reponer el tejido dentario perdido.

Las manchas amarillentas, marrón oscuro o grises, están íntimamente relacionadas a la ingesta de algunos fármacos durante el periodo de gestación, por esta y otras razones es importante que la madre no se automedique durante el embarazo.

La tetraciclina utilizada durante el embarazo o en niños menores de ocho años, puede ocasionar estas manchas oscuras.
Estas manchas se clasifican dependiendo el color y cantidad de tejido afectado y pueden afectar desde pequeñas superficies hasta el tejido blando (encías).

Al igual que las manchas blanquecinas, el tratamiento debe ser manejado por el odontopediatra y el equipo de profesionales que requiere.
En los casos más graves se recurrirá a las carillas dentales, coronas dentales u otros procedimientos estéticos.
Es importante mencionar que estas manchas, al igual que las blanquecinas de origen interno, no afectan la salud oral; sin embargo afectan la estética y la salud mental del individuo.
En ocasiones estos niños reciben burlas por parte de sus compañeros de clases, le cuesta más relacionarse y desarrollarse psicológica y emocionalmente. De esto se desprende la necesidad de recibir tratamiento.

Visite al especialista ante la presencia de cualquier cambio de coloración y manchas en los dientes, así como si la madre o el niño han tomado tetraciclina (ella durante el embarazo). Hay que tomar todas las medidas necesarias para evitar que la situación se complique. Recuerde, prevenir es más sencillo que curar.