Mi querida mamá: si alguna vez recibes esta carta ya yo estaré muerto (fragmento de carta de Antonio Mota Ricard, Tony)

Mi querida mamá: si alguna vez recibes esta carta ya yo estaré muerto (fragmento de carta de Antonio Mota Ricard, Tony)

Por Ysabel Vargas

Hoy a 61 años de la expedición de Constanza, Maimón y Estero Hondo, traemos a nuestra memoria el sacrificio de los expedicionarios, que abandonaron sus familias, se olvidaron de esos futuros brillantes que profesionalmente les esperaba, cabe destacar que la mayoría de estos expedicionarios estudiaban o ejercían su profesión fuera del país y olvidando los privilegios que podían tener, un 14 de junio de 1959 a las 6:25 pm, llegan al país los Gigantes del Honor, aterrizando en el valle de Constanza, en un Avión c-46 Curtis, camuflajeado con las insignias de la Aviación Militar Dominicana, que trajo en su interior a 54 expedicionarios.

También recordamos que el 13 de junio partieron de aguas Cubanas las lanchas Carmen Elsa y Tinina, teniendo planeado llegar al país el 14 de junio y hacer 3 frentes simultáneos, debido a complicaciones y a un supuesto sabotaje estas lachas no pudieron llegar a tierra dominicana el día previsto, a sabiendas de que eran esperados estos prohombres deciden continuar y el 20 de junio unos 144 expedicionarios tocan aguas dominicanas y como era de esperase fueron atacados por unidades de la Aviación Militar y la Marina de Guerra, acabando inmediatamente con la vida de algunos de los expedicionarios.

Con sangre y valor aquellos 198 expedicionario, vinieron a combatir la peor dictadura unipersonal del continente, que flagelaba la existencia de la República Dominicana, que erosionaba los principios morales de la familia y de la sociedad en su conjunto. Vinieron con las armas en las manos y con un programa mínimo que cargaban en sus mochilas llenas de sueños.

Este era un programa mínimo como respuesta del Movimiento de Liberación Dominicana, sumatoria de los grupos y organizaciones constituidas en el exilio antitrujillista, plantearon un programa de propuestas de realizaciones en el ámbito político, económico, social e internacional. Este programa mínimo consista en lo siguiente:

 En el aspecto político:

  • Derrocar por todos los medios a su alcance el régimen de opresión y sangre establecido en la República Dominicana por Rafael L. Trujillo desde el año 1930.
  • Establecer un gobierno provisional democrático revolucionario que en un periodo de dos años pusiera en marcha el programa de la Revolución y creara las condiciones necesarias para que el pueblo dominicano pueda ejercer libremente sus derechos políticos y sociales.
  •  Convocar dentro de un término prudencial una Asamblea Constituyente elegida por medio del sufragio universal, directo y secreto, encargada de elaborar la nueva Constitución de la República, con sujeción a los principios que rigen la concepción de la organización democrática del Estado, e inspirada en los postulados de la justicia económica y social.
  •  Derogar toda la legislación antidemocrática de la tiranía.

En el social:

  • Implantar una amplia reforma agracia, que garantizara al campesino la posesión de la tierra y el otorgue del derecho de propiedad, correspondiente en la proporción que determine la ley, de acuerdo con el principio que establece la función social de la propiedad.
  • Reformar la “Ley de Tierras” obtenidas por fraude o violencia.
  • Garantizar la libre organización obrera y campesina como medio de defensa de sus intereses y reconocer el derecho a huelga como instrumento de lucha del proletariado.
  • Iniciar una efectiva campaña  de alfabetización y reformar íntegramente la enseñanza a fin de que la nueva escuela, desde la primaria hasta universitaria, sea la forjadora de una conciencia nacional avanzada y libre que contribuya a darle impulso a los reclamos y derechos del pueblo.
  • Establecer un amplio sistema de seguridad social que ampare a la niñez, la ancianidad y el desempleo, y ofrezca los servicios imprescindibles para la protección de la salud y una vivienda adecuada.

En lo económico:

  • Impulsa la economía en sus múltiples aspectos fomentando el desarrollo del mercado interno y el poder adquisitivo de la masa popular.
  • Desarrollar y proteger la industria nacional, mediante instituciones de crédito que organice el Gobierno Revolucionario a través de las medidas legales que se dictaren para ese fin.
  • Expropiar a favor del Estado todas las industrias y propiedades adquiridas por el tirano, su familia u otras personas al amparo de la tiranía, y reintegrar a sus legítimos dueños aquellas que hayan sido objeto de despojo.
  • Revisar todas las concesiones hechas por la tiranía en favor de capitales nacionales y extranjeros que sean lesivas a interés nacional.
  • Reformar el sistema tributario establecido por la tiranía, aboliendo los impuestos antipopulares e incensarios para el sostenimiento del Estado.
  • Desarrollar una política económica tendiente a asegurar posibilidades de trabajo a toda la población laboral.

Y por último en el aspecto internacional:

  • Respaldar el ejercicio continental de la democracia representativa y el sistema de convivencia pacífica y de mutua ayuda, especialmente entre los pueblos del Caribe y Centroamérica.
  •  Fomentar las mejores relacione con los demás pueblos, basadas en la comprensión y el mutuo respeto que inspira igualdad jurídica de los Estados y la libra determinación de los pueblos.

A 61 años de esta expedición gloriosa podemos hacernos ciertas interrogantes ¿se ha cumplido el programa mínimo de los Expedicionarios? ¿está amparada la niñez,la ancianidad y el desempleo?, ¿hemos erradicado el analfabetismo?, ¿todavía los impuestos impopulares e innecesarios siguen aplastando a la clase media?, ¿existe una real separación de los  poderes del Estado?,¿existe una verdadera seguridad jurídica en el país, que ampare a los más desprotegidos?, ¿tenemos un eficiente sistema de salud?, ¿Sera que todo tiene un precio y se vende al mejor postor?, ¿o vivimos en un país donde reina la impunidad, el crimen organizado, donde los delincuentes de cuellos blancos hacen alarde de sus grandes e injustificadas fortunas y donde la justicia palidece ante la persecución de la corrupción?. Dejare que ustedes mismos respondan.

Los héroes y mártires del 14 y 20 de junio, siguen hablando con la autoridad de su sacrificio y su amor infinito a la Patria, acompañándonos en las nuevas luchas por la democracia, por la alternabilidad y un mejor destino para todos. Estos héroes nos reclaman firmeza ante los actuales y futuros acontecimientos de nuestra nación. Fruto del sacrificio de estos hombres hoy podemos decir que somos libres y hemos ganado a base de mucha sangre el derecho al sufragio, es por esto que en honor a estos debemos de acudir este 5 de julio a las urnas y ser partícipes de esta gran fiesta por la democracia.  

Publicaciones Relacionadas

Más leídas