Miriam Germán es respaldada por Alianza Cristiana Dominicana en preguntas tres causales

Miriam Germán es respaldada por Alianza Cristiana Dominicana en preguntas tres causales

La procuradora general Miriam Germán Brito

La Alianza Cristiana Dominicana publicó hoy un comunicado en el que respaldó a Miriam Germán, Procuradora General de la República en las preguntas sobre las tres causales que formuló a la jueza del Tribunal Superior Administrativo Cecilia Inmaculada Badía Rosario en el proceso de entrevistas del Consejo Nacional de la Magistratura son preguntas que debe hacerse toda la sociedad.

La organización que articula a personas de diferentes denominaciones cristiana explicó que las preguntas y los cuestionamientos que, primero formuló el senador de la provincia Hermanas Mirabal, Bautista Rojas Gómez, y después la magistrada Miriam Germán, a la jueza del Tribunal Superior Administrativo Cecilia Inmaculada Badía Rosario en el proceso de entrevistas del Consejo Nacional de la Magistratura son preguntas que debe hacerse toda la sociedad.

«¿La madre que está en peligro de muerte, no la protege el artículo 37 de la Constitución? ¿Se justifica que un embarazo que significa un peligro de muerte para la mujer sea llevado a término de manera obligatoria sin dar la oportunidad a que ella elija vivir o morir? ¿Qué pasa cuando esa mujer es madre de otros hijos, es válido condenar a los demás niños a la orfandad? ¿Debe la víctima de manera obligatoria convivir de por vida con el producto de una violación sexual y compartir derechos paternales con su violador? ¿”Provida” sin importar las consecuencias?», dice Alianza Cristiana Dominicana en su comunicado.

Alianza Cristiana Dominicana.

A continuación, compartimos de manera íntegra el comunicado de Alianza Cristiana Dominicana sobre Miriam Germán y las tres causales

Como personas de fe, respetuosas de la vida, la salud  y la dignidad de las mujeres, respaldamos a la magistrada Miriam Germán, Procuradora General de la República en las preguntas que se hace ante el drama humano que implica obligar a una mujer a terminar un embarazo en circunstancias criminales como una violación sexual de parte de su propio padre o algún otra familiar ( incesto); cuando peligra la vida de la mujer y cuando se ha comprobado que el producto del embarazo es incompatible con la vida.

Entendemos que las preguntas y los cuestionamientos que, primero formuló el senador de la provincia Hermanas Mirabal, Bautista Rojas Gómez, y después la magistrada Miriam Germán, a la jueza del Tribunal Superior Administrativo Cecilia Inmaculada Badía Rosario en el proceso de entrevistas del Consejo Nacional de la Magistratura son preguntas que debe hacerse toda la sociedad.

¿La madre que está en peligro de muerte, no la protege el artículo 37 de la Constitución? ¿Se justifica que un embarazo que significa un peligro de muerte para la mujer sea llevado a término de manera obligatoria sin dar la oportunidad a que ella elija vivir o morir? ¿Qué pasa cuando esa mujer es madre de otros hijos, es válido condenar a los demás niños a la orfandad? ¿Debe la víctima de manera obligatoria convivir de por vida con el producto de una violación sexual y compartir derechos paternales con su violador? ¿”Provida” sin importar las consecuencias?

Creemos que es imposible que se pueda hablar de felicidad ante los traumas que implica obligar una mujer  a parir sin importar a las circunstancias. ¡Todo lo contrario! Nos parece que más bien se trata de torturas en pleno siglo XXI.

Precisamente, nuestra lucha a favor de las tres causales lejos de significar respaldo a un aborto libre e indiscriminado, persigue, más bien, que el Estado dominicano despenalice la interrupción del embarazo en estas tres excepciones que son las que constituyen las tres causales.  

Es momento ya de que la sociedad dominicana entienda que las causales  ayudan a evitar abortos clandestinos e inseguros (una de  las principales causas de muerte materna en República Dominicana) que pueden comprometer la posibilidad de la mujer de tener hijos en el futuro; Protegen derechos (a la vida, a la salud, a la dignidad, a la integridad) y dan autonomía a las mujeres sobre su vida y sus cuerpos.

Como personas cristianas apoyamos  las tres causales porque uno de los mandamientos principales de Jesús fue amar al prójimo como a ti mismo , por los que las mujeres también merecen amor y una vida plena, abundante y llena, como dice Juan 10:10: yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. Las mujeres también son merecedoras de esta vida.

Le puede interesar: “Cuando conoces lo entiendes” Alianza Cristiana presenta campaña #lascausalessalvanvidas

Publicaciones Relacionadas