Newcastle o gripe aviar: ¿Qué pasa con los pollos dominicanos y qué tan seguro es comer esa carne en estos días?

Medianos y pequeños productores avícolas de Las Lagunas, Moca, denunciaron que se les han muerto millares de gallinas ponedoras y pollos de engordes, afectados, presuntamente, por la influenza aviar.

Ante la muerte de miles de  pollos y gallinas  en la República Dominicana en los últimos  meses, debido a la enfermedad de Newcastle o Influenza Aviar, consideramos necesario que conozca la diferencia entre una y otra, además que tan seguro es consumir este tipo de carne ene estos momentos.

Newcastle

Según la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) la enfermedad de Newcastle es una infección altamente contagiosa y con frecuencia severa que existe en todo el mundo y afecta a las aves, incluidas las aves de corral domésticas. Es causada por un virus de la familia de los paramyxovirus.

Esta aparece en tres formas: lentogénica o leve, mesogénica o moderada, y velogénica o muy virulenta, también llamada enfermedad exótica de Newcastle. Las cepas lentogénicas están muy difundidas, pero causan pocos brotes.

La forma usual es una infección respiratoria, pero los signos clínicos predominantes pueden ser depresión, manifestaciones nerviosas o diarrea.

Transmisión y propagación. Se transmite a menudo por contacto directo con aves enfermas o portadoras. Las aves infectadas pueden transmitir el virus en sus heces y contaminar el medio ambiente. La transmisión puede ser por contacto directo con las heces y las descargas respiratorias o mediante los alimentos, agua, equipo y prendas de vestir contaminadas. Los virus de la enfermedad de Newcastle pueden sobrevivir durante varias semanas en el medio ambiente, especialmente en climas fríos.

Por lo general, el virus se transmite durante el periodo de incubación y por un breve tiempo durante la recuperación. Las aves de la familia de las palomas pueden transmitir el virus de modo intermitente durante un año o más. Otras aves salvajes, como los cormoranes por ejemplo, han mostrado asimismo que pueden causar brotes en las aves domésticas.

El virus está presente en todas las partes del cadáver de un ave infectada.
La enfermedad es muy contagiosa. Cuando el virus se introduce en una parvada sensible, infectará a casi todas las aves en dos o seis días.

Riesgo para la salud. La enfermedad de Newcastle es una zoonosis muy leve (o sea, una enfermedad animal que puede infectar a los humanos) y puede causar conjuntivitis en el hombre, pero suele ser muy leve y limitada.

Prevención y control. En la mayor parte de países con producción avícola a escala comercial, se practica la vacunación profiláctica.

Para demostrar que un país está libre de la enfermedad de Newcastle, es necesaria la vigilancia conforme a las directrices del Código Sanitario para los Animales Terrestres de la OIE.

En la mayor parte de países, si la enfermedad aparece en una zona antes exenta, se practica una política de sacrificio de urgencia. Ello incluye:

Aislamiento o cuarentena estrictos de los brotes
Destrucción en condiciones decentes de todas las aves infectadas y expuestas (Código Sanitario para los Animales Terrestres de la OIE)
Limpieza y desinfección completas de los locales
Eliminación adecuada de los cadáveres (Código Sanitario para los Animales Terrestres de la OIE)
Control de la plaga en las parvadas
Vacío sanitario seguido de 21 días sin aves antes de la repoblación
Prevención del contacto con aves de estatus sanitario desconocido
Control del acceso a las granjas avícolas.

Gripe aviar

Gripe Aviar

La Organización Panamericana de la Salud define la gripe aviar como una enfermedad infecciosa que principalmente afecta a las aves y que es causada por un virus de la familia Orthomyxoviridae.

Según su subtipo, puede clasificarse como de baja patogenicidad o altamente patógena, presentando diferentes síntomas en las aves infectadas.

El virus de la influenza aviar  de baja patogenicidad puede causar una enfermedad leve, que puede pasar desapercibida o sin la presencia de síntomas.

El virus de la influenza aviar altamente patógena, principalmente por los subtipos (H5 y H7) del tipo A, causa una enfermedad grave en las aves que puede propagarse rápidamente, produciendo altas tasas de mortalidad en diferentes especies de aves.

La mayoría de los virus influenza que circulan en aves no son zoonóticos. Sin embargo, algunas cepas de la influenza aviar altamente patógena tienen la capacidad de infectar a los seres humanos, representando una amenaza para la salud pública.

El principal factor de riesgo es el contacto directo o indirecto con animales infectados o con ambientes y superficies contaminadas por heces.

Signos y síntomas en humanos. Los virus de la gripe aviar, al igual que la porcina y otros virus gripales de origen zoonótico pueden afectar a los humanos, causando enfermedades que van desde infecciones leves de las respiratorias superiores (fiebre y tos) hasta neumonía, choque séptico, síndrome de distrés respiratorio agudo o incluso la muerte, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los síntomas gastrointestinales son más frecuentes en los casos de infección por virus A(H5N1). Con los virus A(H7) se han descrito casos de conjuntivitis.

La infección se manifiesta principalmente con síntomas respiratorios. Algunas características, como el periodo de incubación, la gravedad de los síntomas y el desenlace clínico varían en función del virus causante.

En muchos pacientes infectados por los virus de la gripe aviar A(H5) o A(H7N9), la enfermedad ha seguido una evolución clínica agresiva. Los síntomas iniciales comunes son fiebre alta (igual o superior a 38°C) y tos.

Se han notificado signos y síntomas de afección de las vías respiratorias inferiores como la disnea o dificultades para respirar. Los síntomas de afección de las vías respiratorias superiores como la faringoamigdalitis o el coriza son menos comunes. También se han notificado otros síntomas como diarrea, vómitos, dolor abdominal, sangrado por la nariz y las encías y dolor torácico en la evolución clínica de algunos pacientes.

Entre las complicaciones que puede presentar la infección están la hipoxemia, disfunción orgánica múltiple e infecciones secundarias bacterianas y fúngicas.

La tasa de letalidad de las infecciones por el virus del subtipo A(H5) y A(H7N9) en las personas es muy superior a la de las infecciones por el virus de la gripe estacional.

En el caso de las infecciones humanas por los virus de la gripe aviar A(H7N7) y A(H9N2), la enfermedad suele ser leve o subclínica. Solo se ha notificado una infección humana letal por el virus A(H7N7) en los Países Bajos3.

Osmar Benítez

Osmar Benítez

Lo que dicen las autoridades. Se trata de la enfermedad Newcastle, y no Influenza aviar, la que ha afectado y provocado la muerte de miles de pollos y gallinas en el país durante los últimos cuatro meses, según aclaró el ministro de Agricultura, Osmar Benítez.

Benítez atribuyó el brote de la enfermedad en zonas del Cibao central a la falta de seguimiento al programa de vacunación de pollos por parte de los productores, “tratando de ahorrarse un peso“.

“No es por influenza aviar sino por Newcastle, enfermedad que está en el país desde el año 1960 lo que está afectando la producción en algunas zonas del Cibao”, expresó Benítez.

Dijo que ambas enfermedades son gripes que afectan al pollo durante su desarrollo, lo que le provoca pérdida de apetito y en casos muy extremos la muerte del animal; pero que los casos detectados se deben a Newcastle, no influenza como se ha informado.

“Estas enfermedades son endémicas, y en el caso de la Influenza Aviar se detectó a finales del 2007 en el país, y a inicios del 2008 se declaró el brote; luego fue declarada la República Dominicana libre de la enfermedad, hasta que nuevos casos a través de los años han sido detectados, ninguno de envergadura que pueda mermar la producción”, sostuvo.

Manifestó que ambas enfermedades han incidido en el país desde hace años, pero que gracias al seguimiento de los programas de vacunación las mismas pueden ser controlables. Reiteró que los casos encontrados se deben a que algunos productores dejan de vacunar o no cumplen con los protocolos establecidos.

Lo productores sobre las pérdidas. Cerca de un 30% de una producción estimada en 18 millones de gallinas y pollos murió en granjas en los últimos 45 días a causa del virus Necastle, aseguró Ambiórix Cabrera, presidente de la Asociación de Productores Avícolas de Moca y Licey al Medio (Approamoli).

El dirigente avícola reveló que se calculan pérdidas ascendentes a RD$500 millones, desde que la enfermedad comenzó a surtir efecto en las instalaciones avícolas de Las Lagunas, Jábaba, El Aguacate, Cacique y distintas localidades del municipio de Licey al Medio, Santiago.

pollo

Precios del pollo. El brote del virus Newcastle y la gripe aviar que afecta a pequeños y medianos productores no se ha reflejado en el precio de la carne en el Gran Santo Domingo, ya que de acuerdo a los vendedores la libra de esta se mantiene a RD$60.00.

Según vendedores consultados en diferentes barrios, la libra de pollo se está vendiendo a RD$60.00 desde inicio de diciembre, fecha en que el precio acostumbra a subir.

Antes el precio de la carne estaba entre RD$45.00 y RD$50.00 la libra.

Dijeron que el abastecimiento sigue igual, pero que no descartan que en unos días el pollo se ponga escaso, debido a la situación denunciada por los productores.

“Desde diciembre estamos vendiendo el pollo a RD$60.00 la libra, eso no ha variado. Antes estaba a RD$50.00 la libra. Si en las granjas está la enfermedad y ha matado todos esos pollos que dicen los granjeros, entonces el precio va a subir porque habrá menos pollos para vender. Ojalá y que el Gobierno y los productores puedan resolver rápido esa situación para no vernos afectados”, dijo Leandro Feliz, vendedor de pollos.

Es seguro comer pollos. Las aves que tengan el virus H5NI (gripe aviar) y sus productos derivados se pueden consumir, siempre y cuando se tomen ciertas medidas de higiene.